El presidente de la petrolera TOTAL muere al chocar su avión privado con una máquina quitanieves estacionada en la pista del aeropuerto de Vnúkovo en Moscú

El presidente de la petrolera TOTAL muere al chocar su avión privado con una máquina quitanieves estacionada en la pista del aeropuerto de Vnúkovo en Moscú

Técnicamente, se trata de un accidente de trabajo
22 Octubre 2014

En la noche del lunes 20 de octubre, el avión que transportaba a  Christophe de Margerie, presidente de la empresa petrolera TOTAL, se disponía a despegar en el aeropuerto de Vnúkovo en Moscú cuando, a 300 kilómetros por hora colisionó con una máquina quitanieves que estaba estacionada no se sabe muy bien si en el centro o al borde de la pista. El impacto desequilibró al avión, un Falcon 50, que unos metros más adelante cayó al suelo incendiándose y provocando la muerte de sus tres tripulantes y el único pasajero, Christophe de Margerie.

Inicialmente se informó de que el conductor de la máquina quitanieves también había muerto, pero más tarde la oficina de prensa del aeropuerto comunicó que este había salido ileso del accidente.

Como es habitual, las primeras noticias culparon al eslabón más débil, el conductor de la máquina quitanieves, de quien el portavoz del Comité de Instrucción (CI) de Rusia, Vladímir Markin, aseguró: "Se ha establecido que el conductor de la quitanieves se hallaba en estado de ebriedad". El conductor, lógicamente, fue detenido.

"Ha sido detenido y está bajo investigación", declaró el abogado del conductor, que identificó a su cliente como Vladímir Martinénkov. El abogado adelantó que los investigadores, que consideran a Martinénkov culpable del accidente, solicitarán al juez prisión preventiva para su defendido.

"En el momento del accidente él (Martinénkov) estaba sobrio", recalcó Karabánov. "Mi defendido sufre una enfermedad cardiaca crónica, no bebe y esto pueden corroborarlo sus familiares y médicos", sostuvo el abogado del conductor del quitanieves.

Los investigadores añadieron que están analizando también un posible fallo de los controladores aéreos y "un error de pilotaje". El aeropuerto de Vnúkovo precisó que el avión tenía una visibilidad de 350 metros.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, aseguró que las autoridades harán todo lo posible por esclarecer cuanto antes todas la circunstancias que rodearon el accidente.

Fuente Propia: Prevención Integral & ORP Conference

Foto: Wikimedia Commons http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Flughafen_Wnukowo.jpg

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario