Por qué es tan fácil volver a engordar después de adelgazar

Por qué es tan fácil volver a engordar después de adelgazar

El organismo se rebela contra el adelgazamiento
24 Mayo 2014

De hecho , muchos de los que tienen sobrepeso o son obesos se las arreglan para perder kilos.
Un problema mayor es que muy pocos consiguen mantener su nuevo peso. ¿Están totalmente desprovistos de auto-control?

En un taller sobre la alimentación y la obesidad organizado recientemente por el Hospital Vestfold de Noruega, la nutricionista clínica Kristin Johnson explicó que en realidad es un milagro que alguien consiga mantenerse delgado.

" Nuestros cuerpos tienen muy fuertes defensas contra la pérdida de peso y resistir a ese impulso para recuperar el peso perdido puede ser el reto más difícil ", dijo Johnson.

Johnson explicó que el cuerpo humano tiene una capacidad asombrosa para mantener un peso estable. Aunque muchas personas varíen su consumo de alimentos de una forma importante, su peso se mantiene estable dentro de un margen de unos pocos kilos. Este mecanismo está regulado por ciertas partes del cerebro, el tejido graso , el sistema digestivo y otros sistemas del cuerpo. Cuando la gente ha aumentado de peso y  desea reducir y estabilizar su peso en un nivel inferior, este tipo de mecanismos de regulación se disparan y tratan de resistir el cambio.

En primer lugar, el metabolismo se reduce automáticamente: el cuerpo se reajustará para conformarse con menos calorías de lo normal. Estamos diseñados para los duros tiempos de la Edad de Piedra pero ahora nos encontramos constantemente expuestos a alimentos tentadores durante todo el día, incluso en comparación con la situación de hace apenas unas décadas.

En segundo lugar, el cuerpo hace lo que puede para tener acceso a más alimentos. "Los niveles de hormonas del hambre se disparan, de modo que aumentan la sensación de hambre. El cuerpo dice " Come, este es un comportamiento peligroso! '", dice Johnson.

"Al mismo tiempo, se obtiene mucho más placer de comer. El deseo de alimentos altos en calorías aumenta también".

Todo ello hace que sea importante saber lo que caracteriza a los que realmente consiguen reducir permanentemente su peso. Johnson menciona un estudio de unos 4.000 estadounidenses obesos que lograron estabilizar y mantener su peso a niveles más bajos empleando distintos métodos, de manera que no parecía como si el método de pérdida de peso en sí fuera el factor clave para los resultados a largo plazo.

Sin embargo , Johnson encontró que su estilo de vida después de la pérdida de peso apuntaba hacia varios denominadores comunes: "Comieron alimentos bajos en grasa. Ajustando sus dietas a unas 1.300 calorías para las mujeres y 1.700 calorías para los hombres. Desayunaban, pero se restringían a una variedad más limitada de alimentos, incluyendo durante los fines de semana ".

"Se pesaban al menos una vez a la semana. Limitaron su tiempo de ver la televisión y participaron en por lo menos una hora de actividad física moderada al día".

Esto significa que estas personas han de mantener una alimentación más rígida que las personas que no han hecho dieta. Un paciente obeso que logra bajar de peso, tal vez a partir de 100 kg a 85 kg - tendrá que vivir permanentemente en una rutina alimenticia que la gente con un peso normal consideraría una dieta constante.

Fuente: ScienceNordic

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario