Los partidos políticos comparten el objetivo de mejorar la prevención de riesgos

Los partidos políticos comparten el objetivo de mejorar la prevención de riesgos

Pero no hay acuerdo, en cambio, en las medidas necesarias para llevarlo a cabo
21 Junio 2017

Los cuatro grandes partidos coinciden en fijar como uno de los objetivos para esta legislatura la mejora de la prevención de los riesgos laborales. En un debate organizado el pasado 27 de abril por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral, representantes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos expusieron sus propuestas para reducir la siniestralidad en el trabajo.

Tal y comentó María del Mar Alarcón Castellanos, ex directora general de Trabajo y exgerente del Instituto Regional de Seguridad y Salud Laboral de la Comunidad de Madrid -y colaboradora de Iuris&Lex, revista jurídica de elEconomista- los índices de siniestralidad de los dos últimos muestran cifras preocupantes. Así, en 2015 y en 2016 todos los indicadores se incrementaron, exceptuando los de mortalidad.

A pesar de compartir el objetivo, como quedó patente en el debate -que moderó la propia Alarcón-, las formaciones discrepan en las fórmulas para mejorar la prevención de riesgos laborales.

Sergio del Campo, de Ciudadanos, señaló que su formación detecta dos carencias en la materia. Por un lado, la falta de integración de la prevención de riesgos laborales y, por otro, el repunte de la siniestralidad, que no puede justificarse -aseveró- con un aumento de la actividad económica.

El representante de la formación naranja subrayó que están trabajando por ampliar determinados aspectos de la prevención hacia los autónomos y al empleo doméstico. Asimismo, se mostró partidario de incidir en la formación desde las escuelas -el trabajador debe ser un elemento activo, comentó- y reclamar a los directivos que doten de medios a sus organizaciones.

Desde el PSOE, Rocío Frutos subrayó que para muchas empresas la crisis ha servido de excusa para relajar la prevención. También culpó a la cada vez mayor externalización de tareas, las relaciones laborales más flexibles y la ausencia de reclamaciones por parte de los trabajadores. La dirigente socialista apostó por diagnosticar e impulsar las medidas necesarias desde el diálogo social.

Alfonso Candón, del PP, mostró su coincidencia con Ciudadanos en que la prevención de riesgos laborales debe abordar los retos que plantean las nuevas formas de trabajo.

A su juicio, debe avanzarse en un empleo de calidad, en el que se respeten los derechos del trabajador. Y, para ello, resulta clave luchar contra el fraude laboral -el contrato de trabajo irregular o en negro no cubre las contingencias-.

Finalmente, la representante de Podemos, Elena Sevillanos, planteó la opción de que las mutuas sean integradas en el Sistema Público. También mostró sus dudas de que la actual legislación española esté adaptada a un mercado de trabajo que ha sufrido una alta precarización.

Fuente: El Economista

 

¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario