Nueva victoria judicial de las familias de los afectados por amianto

Nueva victoria judicial de las familias de los afectados por amianto

Después de que el Tribunal Supremo les obligara a recomenzar unas actuaciones que habían durado diez años, un juzgado de lo social también condena a la empresa Uralita
22 Mayo 2017

Un buen puñado de sentencias favorables y 10 años de pelea en los juzgados, de espera, cayeron en saco roto tras una sentencia del pasado enero del Tribunal Supremo, que rectificaba las sentencias pronunciadas contra la fábrica Uralita de Getafe por los daños contra varios de sus trabajadores por su contacto con el amianto, lo que derivó en muchos casos en daños pulmonares de diversa gravedad, desde insuficiencias respiratorias a mesoteliomas, un tipo de cáncer de pleura muy agresivo.

De los 21 demandantes en 2007 sólo quedan dos con vida. El Supremo consideró que todos los procesos judiciales quedaban invalidados al entender que los procedimientos tenían que haber ido por el procedimiento social (laboral) en vez de por lo civil.

Así, los familiares de los afectados comenzaron el proceso de nuevo y ahora, el juzgado de los social número 37 le ha dado la razón a seis de las familias demandantes, entre ellas viudas e hijos de ex trabajadores, y tendrán que ser indemnizados por la citada empresa con importes que oscilan entre los 99.000 y los 196.000 euros.

«En última instancia, en lo alto de la montaña, cuando todas las sentencias fueron favorables y reconocieron que hubo negligencia, tuvimos que volver a empezar», recordaba ayer Raúl Gamonal, cuyo padre, Domingo, sólo trabajó durante 15 meses en Uralita, pero bastaron para que también desarrollara un mesotelioma tras inhalar el polvo cancerígeno.

Es sólo la primera de las sentencias de los varios procedimientos abiertos por lo social, pero tras esta primera se espera que las siguientes sigan siendo favorables. «Tenemos varias causas abiertas y la sentencia es buena para generar jurisprudencia. Lo más lamentable es tener que esperar 10 años, cuando la culpabilidad en el suceso ya está reconocida», afirmaba ayer Juan Carlos Paul, presidente de la asociación de afectados (Avida), que está convencido que han vuelto a ganar una batalla importante, pero no todavía la guerra.

«Estamos convencidos de que van a recurrir porque la estrategia de Uralita ha sido esa siempre, alargar los procedimientos, como son una empresa quieren ganar tiempo, pero ellos perderán», prosigue Paul.

«Al final todo queda en la burocracia, la gente va falleciendo por el camino y no tienen la satisfacción de que se reconozca que te han hecho daño. Estamos satisfechos relativamente porque ya son 10 años y ha sido muy buena la repercusión social, saber que el amianto mata y matará. Hay que concienciar que es un material cancerígeno», añade Gamonal, que recuerda que también hubo una sentencia en un juzgado de lo civil que condenaba a la empresa a indemnizar a tres amas de casa, que también se vieron afectadas por el amianto ya que los trabajadores tenían que lavar sus monos de trabajo en su propia casa e inhalaron el polvo cancerígeno.

Fuente: El Mundo

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario