Los niños son ya un tercio de las víctimas del esclavismo moderno

Los niños son ya un tercio de las víctimas del esclavismo moderno

Aunque se ha avanzado en todos los países en la tipificación de los delitos de esclavismo moderno, el número de condenas es bajísimo
5 Febrero 2017

El último informe sobre el tráfico de seres humanos en el mundo (adjuntamos texto completo) una forma moderna de esclavitud, subraya el creciente impacto de este acto criminal sobre menores de edad, que ya representan casi un tercio de las víctimas (28%). El estudio bienal que realiza la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) denuncia además que mujeres y niñas, el 71% del total, son las que más sufren de esta lacra,  incrementada porque los flujos de migración masiva que han originado la guerra de Siria y otras acciones bélicas ofrecen más oportunidades de abuso a las mafias dedicadas a la trata y el esclavismo moderno.

Este acto criminal que es el tráfico de personas se produce principalmente para la explotación sexual y el trabajo forzado, aunque también hay mafias que utilizan a personas para dedicarlas a la mendicidad, producción pornográfica, matrimonios forzados, fraudes, etcétera.

El porcentaje de menores explotados alcanza niveles que superan el 60% del total de víctimas en algunas regiones subsaharianas y en América Central e islas del Caribe. Estos números son demasiado altos como para mostrarse optimistas respecto a la Agenda de Desarrollo Sostenible para conseguir en 2030 acabar con la violencia y el tráfico que sufren los niños, acordada en septiembre de 2015 y que supuso un hito, ya que por vez primera los países operan bajo los convenios de Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Transnacional.

Aunque los avances legales son muy relevantes, ya que en 2003 sólo el 18% de los países disponían de un arsenal legal contra el delito de tráfico y actualmente son el 88% (158 países), la realidad penal es muy diferente y el informe muestra que las condenas son muy bajas y las víctimas tampoco están recibiendo la protección y ayuda a la que se comprometen los Estados adheridos al convenio internacional.

De los 136 países que ha cubierto el último informe, en casi la mitad (40%) sólo se produjeron 10 o menos condenas por año, en el periodo que va de 2012 a 2014, y un 15% de los países ni siquiera registraron una simple condena. En el caso de España sí se nota un aumento sensible de condenas en los tribunales. Concretamente en el último año analizado (2014) fueron condenadas 25 mujeres y 37 hombres, el triple que dos años antes. La línea ya citada del aumento de víctimas infantiles y menores, también se aprecia en España, ya que en 2014 se detectaron 41, 6 más que un año antes y con una incidencia notable en niños varones, que un año antes era inexistente.

La utilización de las mafias de tráfico de menores para mendigar es ya un fenómeno bien conocido de los últimos años por la policía española. La explotación sexual de personas víctimas de traficantes sigue siendo el motivo principal de la acción de estos criminales, ya que en 2014 se detectaron 192 víctimas forzadas a prostituirse, frente a 93 explotadas laboralmente y 12 en mendicidad. Por nacionalidades, Rumanía representa casi la mitad de las víctimas, seguida de Nigeria, Paraguay, China y la propia España.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Añadir nuevo comentario