METRÓPOLIS BARCELONA El modelo de Economía Circular se impone en la Metrópolis

METRÓPOLIS BARCELONA El modelo de Economía Circular se impone en la Metrópolis

El AMB reúne a más de cincuenta expertos para debatir las estrategias de un nuevo modelo económico basado en el reaprovechamiento de los residuos como materias primas
24 Mayo 2017

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) reunió a más de medio centenar de expertos de entidades y representantes de los ayuntamientos metropolitanos en una jornada sobre el potencial que ofrece el territorio de la metrópolis para aplicar el modelo de economía circular, basado en la eficiencia del uso y reaprovecha-miento de recursos convirtiendo los residuos en materias primas.

El modelo de economía circular implica un cambio de visión tanto en el ámbito empresarial como de la sociedad, superando el modelo de economía lineal en el que los recursos se extraen de la naturaleza, se consumen y se eliminan sin reaprovecharlos.

Durante el encuentro, Verónica Kuchinow, directora de Simbiosy, presentó el estudio objeto de la jornada, en el que se expusieron los factores que hacen del área metropolitana de Barcelona un territorio con potencial para aplicar el modelo económico que propone la economía circular. Kuchinow apuntó la investigación como clave para “hacer económicamente viable el modelo, es decir, que sea negocio recuperar aquellos materiales que no utilizamos”.

El director del Área de Planificación Estratégica del AMB, Francesc Magrinyà, destacó los tres ejes en los que se basa la política del AMB dentro de la denominada economía circular. El primero es la simbiosis industrial, gracias a la cual cada vez más empresas unen esfuerzos, conectan profesionales y maximizan beneficios. El segundo es el de la transformación de residuos en materias primas. Un claro ejemplo del avance en este ámbito del reciclaje se da en la zona del Besòs, donde está creciendo el sector industrial gracias a nuevos programas de investigación. Finalmente, el tercer factor es el aumento de las sinergias agrourbanas en torno al Parque Agrario del Llobregat, donde se están llevando a cabo iniciativas como la recuperación de masa forestal para obtener biomasa, y se han diseñado circuitos por donde pastan rebaños de ovejas para proteger los bosques de futuros incendios.

El AMB ya ha puesto en marcha varios proyectos basados en los principios de colaboración que marca la economía circular. Por ejemplo, existen sistemas que proveen de climatización (frío y calor) a viviendas y oficinas aprovechando el vapor de las plantas de tratamiento de residuos en poblaciones como Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià de Besòs. Otro ejemplo de economía circular hecho realidad en la metrópolis es el acuerdo de colaboración entre productores agrícolas y el Ecoparc, que provee de compostaje a las tierras del Parque Agrario del Llobregat.

Artículo publicado en “La Vanguardia” del 13 de mayo de 2017.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario