Las máquinas agrícolas exigen esfuerzos físicos excesivos

Las máquinas agrícolas exigen esfuerzos físicos excesivos

Un ejemplo más de discriminación
1 Enero 2014

Para operar las palancas, para hacer pivotar escotillas, tapas y  escaleras en su posición o fijar o mover otras partes, los usuarios de maquinaria agrícola debe ejercer ciertas fuerzas. Durante la revisión de las normas que rigen la maquinaria agrícola, los expertos de la Comisión de Normas alemana (KAN) han considerado si los requisitos existentes relativas a las fuerzas operativas requerían una revisión.
Algunas normas establecen que la fuerza que se ejerza no debe superar los 400 N. Sin embargo, las mujeres en promedio, son incapaces de ejercer esta fuerza (ver figura). Además, los valores indicados en las normas no tienen base científica conocida.
Tampoco existe, hasta ahora, un método de medición descrito por medio del cual los fabricantes o el personal de las mutuas alemanas pueda medir dichas fuerzas de una forma sencilla, barata y reproducible.
En 2012, KAN encargó al Instituto de Salud Ocupacional, Seguridad y Ergonomía (ASER) de Wuppertal la realización de un estudio para establecer un método de medición adecuado y elaborar recomendaciones para los valores de fuerza para ciertos escenarios operativos.
El equipo del proyecto examinó un número de operaciones de la maquinaria agrícola, y realizó las correspondientes mediciones de diferentes maneras con una serie de personas equipadas con instrumentos manuales durante la realización de distintas operaciones en diferentes posturas y con diferentes direcciones de esfuerzo.
El estudio confirmó la impresión de los expertos, es decir, que los valores indicados en las normas son sustancialmente demasiado altos, a menos que las personas que utilizan las máquinas agrícolas sean particularmente fuertes, lo que los hace inadecuados para la mayoría de las personas de  sexo femenino y los trabajadores agrícolas de más edad, lo que constituye un problema de importancia creciente a la vista de la evolución demográfica.
El alcance del estudio no permitió establecer valores definitivos para escenarios de aplicaciones específicas que podrían incluirse en las normas. Debido a que el número de datos obtenidos fue reducido, los valores obtenidos sólo pueden considerarse como recomendaciones. Para obtener valores robustos, el estudio debería ser ampliado considerablemente.
El estudio, sin embargo, ha permitido obtener recomendaciones útiles para los instrumentos y técnicas de medición de bajo coste, que posiblemente podría ser utilizado por los propios empleados y por las instituciones de seguros de accidentes y fabricantes con el propósito de la vigilancia del mercado.
Los resultados del estudio pueden ser también aplicados a las máquinas móviles en otros sectores, como el de maquinaria de construcción.
Fuente: KAN
 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario