La intoxicación por mercurio en Asturiana de Zinc cumple tres años sin una resolución

La intoxicación por mercurio en Asturiana de Zinc cumple tres años sin una resolución

Un grupo de afectados mantiene abierta la vía penal contra responsables de la empresa y la subcontrata
24 Diciembre 2015

El día 3 de diciembre se cumplieron tres años desde que cuatro trabajadores de la empresa auxiliar IMSA ingresasen en el Hospital San Agustín de Avilés como consecuencia de una intoxicación por mercurio y otros metales pesados sufrida en la planta de tostación de Asturiana de Zinc, una intoxicación que en los días sucesivos afectaría a medio centenar, el grave accidente sigue a la espera de un avance al proceso judicial abierto.

Fue uno de los accidentes laborales por intoxicación más graves registrados en Europa en los últimos años. La mayoría de los cincuenta afectados continúan de baja y algunos han conseguido el retiro por enfermedad. Afirman que aún padecen secuelas, desde migrañas a problemas de sueño o de la vista. Buena parte ha llegado a un acuerdo con Asturiana de Zinc mediante el cual renuncian a continuar la vía penal a cambio de una indemnización y de mejoras en la asistencia médica, pero un grupo continúa decidido a continuar el proceso judicial abierto contra la multinacional. Exigen que se reconozca que han sido víctimas de una intoxicación, no de un accidente laboral al uso, extremo que la empresa rechaza.

El proceso se inició el pasado mes de enero, cuando la juez titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Avilés comenzó a tomar declaración a una docena de imputados, entre los que se encuentran responsables de las empresas AZSA, incluido el director de la factoría de Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, de la subcontrata IMSA y de la mutua.

El proceso se encuentra a la espera de que Inspección de Trabajo se pronuncie sobre tres informes periciales presentados por afectados.

El asunto ha vuelto a tomar actualidad en el Parlamento Europeo tras una intervención de la eurodiputada avilesina Tania González. «Cuando una empresa no hace sus deberes en materia de seguridad se producen dramas como el de los cincuenta trabajadores intoxicados por mercurio en la fábrica de Asturiana de Zinc», manifestó en el marco de un debate sobre seguridad y salud laboral. González alertó de «la inestabilidad en el empleo, los bajos salarios, la subcontratación indiscriminada y, en general, las condiciones laborales precarias son factores que contribuyen decisivamente a aumentar la siniestralidad laboral y a empeorar la salud de los trabajadores, y las enfermedades laborales las pagamos todos en forma de pérdida de productividad de nuestros economías y mayores gastos para nuestros sistemas nacional de salud y seguridad social», añadió.

 Fuente: El Comercio

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario