Informe de McKinsey: urge que las empresas adopten la IA si no quieren quedarse atrás

Informe de McKinsey: urge que las empresas adopten la IA si no quieren quedarse atrás

Según el último informe sobre la adopción de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático en las empresas publicado por el McKinsey Global Institute (MGI) en junio de 2017 y titulado Artificial Intelligence: The Next Digital Frontier, la IA está preparada para desencadenar la próxima ola de disrupción digital y las empresas deberían empezar ya a prepararse.
28 Agosto 2017

En su estudio, los analistas de McKinsey examinan la inversión en inteligencia artificial (AI), describen cómo está siendo implementada en las compañías que han empezado a utilizar estas tecnologías en diferentes sectores y tratan de analizar su potencial para convertirse en un importante disruptor empresarial.

Según sus resultados, algunas de las primeras empresas en adoptar la IA ya están viendo beneficios reales y la brecha entre éstas y las demás empresas que todavía no se han decidido a probar estas nuevas tecnologías crece por momentos, por lo que advierten que “ahora es más urgente que nunca que las demás empresas aceleren su transformación digital si no quieren quedarse atrás”.

Para elaborar el estudio, los analistas de McKinsey examinaron diferentes aspectos relacionados con la IA, concretamente:

  • Analizaron el panorama de inversión total, incluyendo tanto la inversión de grandes corporaciones como la financiación de capital de riesgo y fondos de capital privado.
  • Revisaron los resultados de las carteras de las principales compañías de Internet y la dinámica de los ecosistemas de IA desde Shenzhen a Nueva York, así como una amplia gama de estudios de casos.
  • Encuestaron a más de 3.000 ejecutivos de alto nivel, procedentes de 10 países y 14 sectores diferentes, acerca del uso de tecnologías de IA en sus empresas, las perspectivas de un mayor despliegue de estas tecnologías en dichas empresas y el impacto de la IA en los mercados, los gobiernos y los individuos.

Además clasificaron sus resultados en 5 áreas:

  1. Robótica y vehículos autónomos.
  2. Visión computerizada.
  3. Lenguaje natural.
  4. Agentes virtuales.
  5. Aprendizaje automático (machine learning), en el que se incluye también el subcampo del aprendizaje profundo (deep learning) y que es el responsable de numerosos avances recientes en otras áreas de la IA.

De acuerdo con sus resultados:

1. La inversión en inteligencia artificial crece con rapidez

  • Liderada, especialmente, por gigantes tecnológicos como Google o Baidu.
    Se ha originado una carrera entre las principales empresas tecnológicas del mundo por hacerse con las patentes y la propiedad intelectual de los nuevos desarrollos.
  • McKinsey estima que la inversión global de estos gigantes tecnológicos en 2016 fue de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares, de los cuales el 90% se dedicaron a I+D y despliegue y el 10% restante a adquisiciones.
  • La financiación de capital privado y capital riesgo también aumenta rápidamente, aunque partiendo de una base menor, alcanzando un total de entre 6.000 y 9.000 millones de dólares.
  • El aprendizaje automático es la tecnología que recibe el mayor porcentaje de ese dinero, tanto en inversiones externas como internas. Seguida de la robótica y el reconocimiento de voz.
  • En cuanto a la distribución por países, la mayor parte de las inversiones en IA de 2016 fueron a parar a manos de empresas estadounidenses, concretamente, el 66%. La segunda posición la ocupa China, con el 17% y creciendo rápidamente.     Fuente: McKinsey
  • 2. La adopción de la IA fuera del sector tecnológico todavía está en sus primeras etapas y la brecha con las empresas tecnológicas que ya han adoptado tecnologías de IA se acentúa

  • Apenas unas cuantas empresas han implementado la IA a escala fuera del sector tecnológico. En la mayoría de los casos, la implementación está en sus primeras etapas o se encuentra aún en fase experimental. De los más de 160 casos de uso revisados, solo el 12% muestran un despliegue comercial de la IA.
  • De los 3.000 ejecutivos encuestados, solo el 20% afirmó estar utilizando en sus empresas alguna tecnología de IA a escala o en una parte principal del negocio.
  • Los patrones de adopción muestran una creciente brecha entre las empresas tecnológicas pioneras en la adopción de las tecnologías de IA y las demás.
  • Lideran la adopción los sectores que ocupan las primeras posiciones en el Industry Digitizacion Index del MGI, como los servicios financieros o de telecomunicaciones y alta tecnología.
  • 3. La IA puede proporcionar valor real a las empresas que se toman en serio su adopción

    Según la encuesta realizada por McKinsey, las primeras empresas en incorporar la IA y que combinan grandes capacidades digitales con estrategias proactivas tienen mayores márgenes de beneficios y esperan que la brecha de rendimiento con respecto a las demás empresas aumente con el tiempo.

    4. Las empresas no deben retrasar más la adopción de tecnologías de IA

  • Las empresas que ya han adoptado la IA están adquiriendo una ventaja competitiva y la brecha con las que no la han adoptado crece cada día.
  • Un programa de adopción exitoso requiere que las empresas aborden muchos elementos de transformación digital y analítica: identificar el caso de negocio, configurar el ecosistema de datos adecuado, desarrollar o adquirir las herramientas de IA apropiadas y adaptar los procesos de flujo de trabajo, sus capacidades y cultura.
  • Según la encuesta, elementos como el liderazgo, las capacidades técnicas y de gestión y el acceso imperceptible a los datos son fundamentales.
  • 5. La transformación plantea serios desafíos

    La IA promete importantes beneficios, pero al mismo tiempo plantea serios desafíos para los desarrolladores, las empresas, los trabajadores y los gobiernos:

  • Será necesario formar a los trabajadores para que utilicen la IA en vez de competir con ella.
  • Las ciudades y países que quieran constituirse como centros neurálgicos internacionales de IA deberán competir por atraer inversiones y talento especializado en IA.
  • Será necesario realizar algunos cambios regulatorios, legales y éticos.
  • Se puede consultar el informe completo en el siguiente enlace: Artificial intelligence: The next digital frontier? 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario