¿Hay alternativas al fracking convencional?

¿Hay alternativas al fracking convencional?

Al parecer sí, aunque más caras
4 Enero 2014

Los altos precios del petróleo que iniciaron su escalada en 1973 (cuando el barril valía dos dólares) han tenido como una de sus consecuencias la búsqueda de formas alternativas de obtenerlo, que van desde la perforación en aguas profundas hasta la utilización de técnicas de recuperación de petróleo (y gas) que no se encuentra en forma de bolsas, sino disperso en el terreno, impregnándolo (gas de esquisto). En los últimos años, sobre todo en los Estados Unidos, se ha popularizado la técnica llamada fracturación hidráulica o fracking que inyecta agua y sustancias químicas a alta presión en el terreno, lo cual libera el gas que lo impregna, provocando una caída espectacular del precio del gas (que ya es mucho más barato que en Europa) y acercando al país hacia la autosuficiencia energética que está vaticinada para 2025.
Pero el fracking (que empezó a utilizarse en 1947 con pocos resultados) parece presentar peligros medioambientales importantes, en particular la contaminación de los acuíferos y las fugas incontroladas de gas natural, cuyo principal componente, el metano, es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono. Por esos motivos en Europa la introducción del fracking avanza con mucha lentitud, pero ¿podrían superarse sus inconvenientes?
Este informe, elaborado por Office Parlementaire d’évaluation des Choix Scientifiques et Technologiques, un órgano conjunto del Senado y el Parlamento (Asamblea) franceses, analiza las técnicas alternativas que permitirían explotar el gas de esquisto reduciendo o eliminando el consumo de agua.
Los autores concluyen que la exploración y explotación de fuentes no convencionales de hidrocarburos son procesos controlables. Existen de ello muchas indicaciones, tanto en términos de mejora de la fracturación hidráulica como del uso de métodos diferentes . Las tecnologías alternativas eran más desarrolladas de lo que a menudo se cree en y , en segundo lugar, la fracturación hidráulica está siendo objeto de una mejora continua. Sin embargo , estas nuevas tecnologías tienen un coste mayor que debe ser considerado en un contexto en el que la producción de petróleo está sujeta a condiciones económicas críticas.

Fuente: Informe del Senado francés

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario