Guía para la implantación de un cuadro de mando integral en prevención de riesgos laborales

Guía para la implantación de un cuadro de mando integral en prevención de riesgos laborales

Una práctica herramienta de trabajo
6 Marzo 2017

La presente Guía, editada por Foment del Treball con la financiación de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, pretende constituirse como una herramienta de trabajo que permita a todas aquellas personas con responsabilidades directas o indirectas sobre la gestión de la seguridad y salud en el trabajo (técnicos de prevención y trabajadores designados sobre todo), diseñar, implantar y explotar un Cuadro de Mando Integral, como herramienta de gestión y de mejora continua en los procesos preventivos.

Se ha partido de la doble premisa de que, o bien la organización dispone de un Cuadro de Mando Integral y quiere integrar objetivos relacionados con la seguridad y salud en el trabajo en el mismo, o bien no se dispone de ninguno y sin embargo, se quieren establecer y gestionar objetivos preventivos.

Mediante la aplicación de la metodología diseñada en cada uno de los capítulos de la Guía, se pretende conseguir que las organizaciones puedan afrontar con éxito, no sólo los procesos de gestión de sus objetivos preventivos (elemento definitorio fundamental de un cuadro de mando integral) sino que mediante el diseño, implantación y explotación del Cuadro de Mando Integral, sean capaces de poner en práctica estrategias holísticas de gestión que les ayuden a cumplir con gran parte del deber general y específico que la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y sus Reglamentos de desarrollo imponen en materia preventiva.

En prevención de riesgos laborales no es habitual trabajar con cuadros de mando, dado que habitualmente sólo se manejan indicadores relacionados con la siniestralidad. Sin embargo, cada vez se requieren más instrumentos de gestión que permitan optimizar los recursos y mejorar los resultados por lo que se hace necesario disponer de un instrumento que nos permita medir la evolución de la gestión preventiva más allá del cumplimiento legal desde un enfoque global.

Es difícil encontrar en el mercado herramientas estandarizadas que puedan ser adaptadas a la gestión preventiva de cualquier organización. Por otro lado, el diseño de herramientas a medida suele ser costoso y requiere de una dependencia del proveedor para su mantenimiento. Los técnicos de prevención tampoco suelen contar con la formación o la experiencia para desarrollar por sí mismos sus propios cuadros o integrarlos en los generales de las compañías.

Es por ello que esta Guía pretende dar las pautas para que cualquier técnico de prevención pueda diseñar e implantar un cuadro de mando a medida sin necesidad de adquirir costosos programas informáticos.

Para conseguir este objetivo, la Guía se estructura en una serie de capítulos que describen cada uno los pasos necesarios para asegurar la implantación de un Cuadro de Mando Integral en prevención de riesgos laborales, estableciendo las pautas generales para su comprensión y aplicación por la empresa, así como una serie de ejemplos prácticos para facilitar su “aterrizaje” en las organizaciones.

En concreto, la Guía dispone de dos partes claramente diferenciadas; una primera parte teórica, comprendida entre los capítulos 1, 2, 7 y 8 en la que se lleva a cabo una aproximación conceptual al Cuadro de Mando Integral, sus elementos configuradores, estrategia de empresa, objetivos, etc. y una segunda parte práctica en la que se irán describiendo los diferentes pasos para el diseño, implantación y explotación de un Cuadro de Mando Integral, que será complementada con ejemplos prácticos (capítulos 3, 4, 5 y 6).

Adjuntamos el texto completo de la guía.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario