El gerente y el encargado de producción, condenados a seis meses de cárcel por un accidente en el que una mujer perdió cuatro dedos de la mano derecha

El gerente y el encargado de producción, condenados a seis meses de cárcel por un accidente en el que una mujer perdió cuatro dedos de la mano derecha

La lesionada estuvo hospitalizada durante 23 días y 268 jornadas sin poder trabajar y quedó con una invalidez
16 Agosto 2016

Ginés G.F. y Marcos G.D. fueron condenados a seis meses de prisión, pena que queda suspendida durante dos años siempre que no vuelva a delinquir, por un accidente laboral en el que una trabajadora de una fábrica de madera perdió cuatro dedos de la mano derecha cuando se encontraba en una cinta de producción.

El accidente laboral por el que fueron condenados el gerente y el encargado de producción ocurrió el 27 de noviembre de 2013. La perjudicada, de 45 años, se lesionó cuando utilizaba una máquina cortadora de madera, si bien no era su cometido habitual. La cadena de transmisión lateral de la máquina carecía de protección colectiva, así como el pedal de accionamiento para evitar una puesta en marcha de forma involuntaria de la misma.

La operaria, por orden de los acusados, suplía al trabajador habitual de la máquina cortadora ya que había ido al baño, cuando sucedió el accidente. La mujer se encontraba colocando las tablas cuando una de ellas se le cayó entre la máquina y la cinta transportadora. En el momento en el que se agachó para recogerla, apoyó la mano en la cadena de la cinta y le dio al pedal de accionamiento lo que dio lugar a que una de sus manos quedara atrapada entre la cadena y el piñón.

La lesionada perdió cuatro dedos y estuvo hospitalizada durante 23 días y 268 sin poder trabajar. A consecuencia del accidente, sufrió un trastorno depresivo reactivo, además de la amputación completa de la falange media y distal de cuatro dedos de la mano derecha. De hecho, le fue reconocida una incapacidad permanente parcial.

La sentencia fue dictada al llegar a una conformidad entre la fiscal y los letrados. La acusación inicialmente pedía un año y nueve meses.  

En una macabra coincidencia, pocos días después de dictarse esta sentencia, en Quito una mujer sufría casi el mismo accidente y perdía cuatro dedos de su mano izquierda en un accidente laboral al quedar atrapada en un molino eléctrico.
Ocurrió en la mañana del 13 de julio, en una fábrica de 'snacks' y bocaditos situada en la parroquia de Conocoto, al suroriente de Quito.  

La dama fue trasladada por Bomberos y compañeros de trabajo hacia el Centro de Salud de esa localidad. Ahí fue estabilizada y trasladada en ambulancia hasta el Hospital Carlos Andrade Marín, de Quito.

Fuente: La Región y La Hora

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario