El gerente y el delegado de prevención de una empresa, imputados por un grave accidente ocurrido en el puerto de Gijón

El gerente y el delegado de prevención de una empresa, imputados por un grave accidente ocurrido en el puerto de Gijón

El fiscal pide dos años de prisión y que se paguen 257.800 euros al empleado, gravemente herido tras ser fuertemente golpeado por unas chapas metálicas
5 Junio 2014

La Fiscalía pide una condena total de seis años de prisión para tres responsables de una empresa que suministraba mano de obra a firmas estibadoras del puerto de Gijón para desarrollar tareas portuarias y a los que el Ministerio Público responsabiliza de un grave accidente que sufrió el 14 de febrero de 2012 un empleado suyo de 54 años de edad para el que además se solicita una indemnización de 257.800 euros. El juicio por estos hechos se celebrará en el juzgado de lo penal número 3 de Gijón.

La Fiscalía de Siniestralidad Laboral del Principado asegura en el escrito de conclusiones provisionales presentado en el juzgado de instrucción que el siniestro tuvo lugar el 14 de febrero de 2012 cuadno, sobre las 16.00 horas, cinco trabajadores se encontraban en el puerto de Gijón, cargando a un barco chapas metálicas de unos 16 metros de longitud. Para ello utilizaban una grúa. En una maniobra, casi sin que la carga se levantara del suelo, las grapas de uno de los laterales se soltaron y las chapas, en un movimiento pendular, alcanzaron a un trabajador, de 54 años y que resultó herido de gravedad sufriendo,  como consecuencia del accidente, numerosas secuelas: "deterioro moderado de las funciones cerebrales superiores, con deterioro cognitivo y pérdida de habilidades mentales y lentitud de ejecución en actividades motoras; pérdida de todas las piezas dentales; reducción de la agudeza visual y auditiva; hernias discales; paresia facial derecha; múltiples cicatrices; pirámide nasal desviada y presencia de un cuerpo extraño (diente), enclavado en el bronquio inferior derecho".

El Ministerio Público afirma que los empleados "no conocían la existencia de ningún procedimiento formal de seguridad específico para la ejecución de los trabajos". El siniestro se produjo, de hecho, "porque las operaciones de levantamiento no estaban correctamente planificadas ni vigiladas", según la acusación pública. Los trabajadores no conocían la existencia de ningún procedimiento formal de seguridad específico para la ejecución de estos trabajos de carga de chapa y las indicaciones puntuales al gruísta se las podía dar cualquiera de los operarios integrantes del equipo, sin que hubiera ningún tipo de coordinación entre ellos.

Uno de los acusados era director gerente de la sociedad a la que le correspondía arbitrar los medios para contar con un procedimiento de trabajo, y conocía que las operaciones de levantamiento se realizaban sin planificación ni vigilancia. Los otros acusados eran jefe de operaciones y delegado de prevención respectivamente de la sociedad.

El fiscal pide dos años de prisión para cada uno. Además, el Ministerio Fiscal pide que se condene a los tres acusados a indemnizar a la víctima, de manera conjunta y solidaria, con 7.800 euros por las lesiones y 250.000 por las secuelas, cantidades incrementadas en un 10 por ciento como factor de corrección. Se solicita igualmente que se hagan cargo de los gastos sanitarios acreditados en sentencia. De estas cantidades responderá de forma directa la compañía aseguradora de la sociedad a la que pertenecían los acusados.

Fuente: La Nueva España

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario