El género determina los problemas de salud en el trabajo

El género determina los problemas de salud en el trabajo

En parte porque hay profesiones "femeninas" y otras "masculinas"
16 Marzo 2015

Aunque muchas ocupaciones siguen dominadas por uno u otro sexo, las condiciones de trabajo están cambiando poco a poco y están teniendo un impacto diferente en la salud de hombres y mujeres.

Aunque las condiciones de trabajo han mejorado en la últimas décadas gracias a las regulaciones que protegen a los trabajadores y en Europa se ha producido una disminución de los accidentes de trabajo desde mediados de la década de 1990,  surgen nuevos riesgos, como los riesgos psicosicales.

Según Marine Coupad, de la universidad de Burdeos, el burnout es un ejemplo de cómo los factores de género entran en juego. Contrariamente a la opinión predominante, las mujeres no son más sensibles que los hombres cuando se trata de las relaciones interpersonales y los comentarios sobre su trabajo. Pero Coutaud expuso que las condiciones físicas de trabajo, obviamente, tienen un mayor impacto en las mujeres.

"Trabajar más de 40 horas a la semana tendrá un impacto negativo en la salud  tanto de los hombres como de las mujeres, pero la tendencia es peor para las mujeres. Trabajar más para una mujer va a crear más trastornos y más problemas de salud que para los hombres. Principalmente, esto se debe al hecho de que una gran cantidad de trabajo no remunerado, como el trabajo doméstico, también se lleva a cabo principalmente por las mujeres además de las 40 horas de trabajo remunerado ", dijo Coupaud.

Y, por supuesto, el trabajo remunerado sigue siendo un factor de discriminación, con la brecha salarial de género que actualmente se estima en el 16% de media en la UE. Las mujeres todavía están sobrerrepresentadas en los sectores peor pagados del mercado de trabajo, y poco representadas en los puestos de toma de decisiones. Como EurActiv informó anteriormente, los expertos han destacado la creciente frustración entre las mujeres acerca de la desigualdad, y el hecho de que esta falta de diversidad es poco saludable para la sociedad y para la economía.

Desde que la Comisión Europea ha propuesto una ley sobre el equilibrio de género en los consejos de administración, más empresas están buscando talento femenino, y desde octubre de 2010, la proporción de mujeres en los consejos de administración se ha incrementado en un 7,6%.
Incluso en Suecia, que se encuentra entre los países más progresistas del mundo, hay ocupaciones en las que predominan los hombres y otras básicamente femeninas.

El gobierno sueco estableció hace unos años un comité de investigación para averiguar por qué las mujeres en general presentaban mayor absentismo en el trabajo que los hombres y las inspecciones que se llevaron a cabo en varios municipios suecos terminaron revelando en qué medida algunos sectores estaban dominados por hombres y otros por mujeres. Por ejemplo, en el sector de atención social domiciliaria, sólo el 8% de los empleados eran hombres, mientras que el 40% de las mujeres que trabajan en este sector tenían empleos a tiempo parcial. Mientras tanto, en el sector de servicios técnicos, el 75% de los trabajadores eran hombres.

La investigación reveló que las condiciones de trabajo en el sector de la atención domiciliaria eran particularmente difícil para las mujeres, ya que requerían un horario flexible para asegurar el cuidado adecuado, una demanda que fue drenando la energía de los trabajadores. Mientras tanto, en el sector de servicios técnicos dominada por los hombres, los trabajadores a menudo tenían que ocuparse exclusivamente de máquinas - por ejemplo, equipos de jardinería - y pudieron pararlas y volver a casa exactamente a la hora prevista.

Fuente: Euractiv
 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de SILVIA OCHOA AYALA

Excelente artículo que hace visibles condiciones desiguales de trabajo muy pronunciadas para las mujeres, particularmente el trabajo domiciliario, al que hay que agregar la peligrosidad de ciertos espacios, lo mencionado que es el burnout por desgaste emocional y lo que muy atinadamente indicado: los tiempos que crean una variable extra de desigualdad para las trabajadoras. En este sentido la información aunque breve, toca los puntos medulares de la problemática. Espero que esta linea siga floreciendo. Gracias.

Imagen de shirley sanchez

En mi experiencia he observado que las mujeres son mas tolerantes frente a los riesgos psicosociales, y pese a que los padezcan, simplemente no tienen tiempo para deprimirse o mostrar sintomas, ya que he visto en la vigilancia de la salud, mujeres con sendos lios familiares y hacen frente a su trabajo sin que eso signifique baja laboral. Todos sabemos que las mujeres hace doble trabajo porque siguen sus tareas en casa. A diferencia de los varones que apenas tienen alterados los nervios cometen errores y se accidentan. saludos.

Imagen de José Horacio Barraza Salas

interesante trabajo y sin duda que hay evidencia de que las mujeres son de otro mundo o como decimos por aca son 4 x 4 sin embargo hay que tener en cuenta que su deterioro es mayor en la medida que sus labores siempre van mas alla de las 40 hrs semanales .

Añadir nuevo comentario