¿Frenarán las normas de Protección de Datos el Big Data en seguros?

¿Frenarán las normas de Protección de Datos el Big Data en seguros?

España cuenta con una de las leyes de Protección de Datos Personales más exigentes del mundo, a la que se están sumando progresivamente otras normas comunitarias de la UE.
28 Abril 2016

Esta avalancha normativa en este ámbito puede amenazar el desarrollo del Big Data en el sector asegurador, sobre todo, en coberturas de ámbitos definidos como sensibles, como el seguro de Salud, de Vida, Decesos, Pensiones o Accidentes.

Las aseguradoras tienen puestas todas sus esperanzas en mejorar su eficiencia en los próximos años mediante técnicas de Big Data aplicadas a su cartera de cliente, que perseguirían principalmente ajustar la tarificación de los seguros a la potencialidad de riesgo de cada persona o empresa; modificando y personalizando los precios en función de las características de cada uno: Según su trabajo, sus hobbies o incluso su actitud ante la vida.

Muchos clientes podrían considerar el uso de estos datos como una intromisión en sus derechos privados, lo que, unido al exigente marco normativo, podría producir un hipotético frenazo a las tareas de análisis de cartera que pudieran realizar las aseguradoras.

Directiva de Igualdad

Además, las normativas de la UE se dirigen cada vez más hacia políticas de igualdad, en las que las empresas no pueden discriminar a una persona por sus características personales, como se vio en la Directiva de Igualdad que prohíbe que haya precios diferentes en los seguros para hombres y mujeres (Directiva que, por otra parte, ha sido “digerida” con mucha tranquilidad en el sector y sin ningún tipo de problema).

Pero la cosa puede no quedar ahí, en una reciente jornada de Agers se debatió la posibilidad de que se prohíba en la UE la discriminación de precios en seguros por edad, lo que sí sería trágico para la tarificación de riesgos en el sector.

El caso de Salud

De hecho, desde hace dos años existe una polémica en el sector, alentada por las corredurías de seguros, sobre las drásticas subidas de precios que padecen las personas mayores en sus seguros de Salud a medida que cumplen años; un problema que preocupa a las aseguradoras del ramo por su dimensión social y que están abordando con diferentes iniciativas como la Guía de Buenas Prácticas en Salud de Unespa.

Quizás el ramo de Salud sea donde más puede influir el tratamiento de los datos personales a través de técnicas Big Data. En una reciente entrevista para PR Salud, Marta Martínez, de eHealth Telefónica, señalaba refiriéndose al Big Data en temas sanitarios que “falta acompañar el manejo de los datos de una cierta seguridad legal. Hay que definir claramente cómo se puede acceder a esa cantidad masiva de datos, cómo se pueden desasociar de las personas y quién puede tener acceso a determinados tipos de datos”.

En cualquier caso, Martínez auguraba en la entrevista que “el futuro del Big Data sanitario lo preveo luminoso para los pacientes. Espero que, como ciudadana, pueda algún día llegar a disfrutar de una revolución disruptiva en sanidad que va más allá de curar enfermedades. Es poder mantener una buena salud. Porque como vamos a vivir por lo menos 100 años, que lo podamos hacer de forma saludable”.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario