Fremap propone saldar los 33 millones de euros que debe a la Seguridad Social en 50 años sin intereses

Fremap propone saldar los 33 millones de euros que debe a la Seguridad Social en 50 años sin intereses

La deuda procede de gastos indebidos, en su mayor parte por pagos a colaboradores comerciales, algo prohibido por la ley en este sector
23 Noviembre 2015

Fremap ha propuesto a la Seguridad Social saldar los 33,4 millones de euros que le debe dentro de medio siglo y sin que ello le suponga interés alguno. La entidad ha elaborado un calendario para cancelar el dinero que adeuda al instituto público que consiste en pagar casi tres millones cuando su plan reciba el visto bueno del Ministerio de Empleo. Luego pasaría a pagar 609.015,59 euros al año entre 2017 y 2066.

La mutua colaboradora de la Seguridad Social Fremap elaboró en verano un documento para proponer al Ministerio de Empleo un plan para pagarle los 33,4 millones que le debe. Ese plan contempla “cancelar en el corto plazo, y una vez se dé el visto bueno al global de la propuesta” casi tres millones de euros. Para los 30,4 millones restantes, habla de “un periodo razonable de tiempo” que, en ese punto, no concreta. Lo hace más adelante, cuando propone saldar esa cantidad “a través del pago aplazado en anualidades sin interés en un plazo de 50 años”, según se lee en el plan de viabilidad, de 13 páginas.

En el documento, Fremap detalla que la deuda se ha acumulado por los “ajustes” que la Seguridad Social le hizo entre 2007 y 2010. Estos “ajustes” proceden de gastos indebidos. Las mutuas de colaboradoras de la Seguridad Social, antes llamadas mutuas de accidentes de trabajo, son 20 asociaciones de empresarios que atienden con cotizaciones sociales (unos 10.000 millones al año) los accidentes y las bajas laborales. Cada año, los auditores del instituto previsor examinan sus cuentas y cuando detectan gastos no asumibles por el Estado piden su devolución: en el sector se les llama “ajustes”. Las mutuas están obligadas a pagarlos de su propio patrimonio y no del dinero que reciben de cotizaciones.

Fremap es la mayor mutua, cubre a casi cuatro millones de trabajadores por los que gestiona unos 2.500 millones. Entre 2007 y 2010 la Seguridad Social le ajustó 33,4 millones. Esta cantidad procede, principalmente, de pagar a colaboradores comerciales, una actividad prohibida por la ley en este sector. También hay requerimientos por dietas a directivos e, incluso, 14.000 euros por marisco correspondientes a 2008. La deuda podría aumentar. Como se recoge en el propio documento, los gastos indebidos de 2011 y 2012 suman otros 2,9 millones, aunque todavía no son firmes porque están recurridos.

Fremap tiene el patrimonio histórico quebrado. Provisiones y pasivo corriente superan a activos por 3,6 millones a 30 de junio de 2015, según el plan de viabilidad. En él se expone que, para pagar la deuda a la Seguridad Social, el dinero saldrá de rendimientos financieros, alquileres y del “bonus”. Este “bonus” es una vía de ingresos abierta en la reforma del sector. En ella, el Gobierno permitió que las firmas cedan a las mutuas parte de la bonificación que tienen si su siniestralidad laboral es baja. Con ello, las mutuas podrían salvar la quiebra del patrimonio y, de paso, evitar pedir una derrama a los asociados. 

El informe fue presentado “personalmente” a un alto cargo y a un técnico de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en la segunda semana de septiembre por el director gerente de Fremap, Josu Esarte, y una directiva de la entidad, apunta el acta de la reunión de la junta directiva de Fremap del pasado 16 de septiembre.

En esta última reunión, la junta directiva de Fremap abordó el tema y el documento salió adelante sin objeciones, apuntan algunos de los presentes en esa cita. Los responsables de la mutua también han presentado el informe a los miembros de la Comisión de Control de la mutua, apunta otra fuente. Ni el presidente de la mutua, Mariano de Diego, ni el director gerente han respondido a las llamadas y mensajes de texto de este diario.

Fuentes oficiales de la Seguridad Social, por su parte, señala que oficialmente no han recibido la propuesta. Aunque hace días sí admitían contactos, que califican de sondeos. No obstante, se apunta que la propuesta de Fremap “ni se considera”. Y advierten de que si llega a formalizarse oficialmente no recibiría el visto bueno: “La Seguridad Social nunca se plantea aplazamientos por más de cinco años”.

Fuente: EL PAÍS

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario