El fiscal pide siete años de prisión para el gerente de una fábrica de Puente Genil y dos administradores que actuaban como directores de la misma

El fiscal pide siete años de prisión para el gerente de una fábrica de Puente Genil y dos administradores que actuaban como directores de la misma

Un trabajador sin formación específica sufrió la amputación de un brazo por una máquina que no cumplía la normativa de seguridad
21 Octubre 2014

El gerente de una fábrica de Puente Genil y dos administradores que actuaban como directores de la misma se enfrentan a penas que suman 7 años de prisión acusados de un delito contra el derecho de los trabajadores y por otro de lesiones por imprudencia. Los hechos se remontan al 30 de septiembre de 2010 cuando un operario de la pulidora con ocho meses de antigüedad en la empresa que procedía a rellenar la máquina de cemento tropezó con una baldosa quedándole el brazo dentro de la cadena de producción y en contacto con las poleas que le amputaron un brazo.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, el fiscal relata que el trabajador de la cementera se disponía a verter material en un estucador, cuando tropezó con unas baldosas esparcidas por el suelo y apoyó el brazo en una máquina de producción, cuyas poleas le atraparon el antebrazo izquierdo, que tuvo que ser amputado.

En el texto, el fiscal detalla que "las poleas se encuentran totalmente al descubierto y son plenamente accesibles a los trabajadores" y añade que el trabajador herido "no había recibido formación específica sobre la máquina que manipulaba en materia de prevención de riesgos laborales".

La máquina no cumplía con la normativa europea. De hecho, la empresa pontanesa dedicada a la fabricación de pavimentos había contratado un servicio de prevención que ya había avisado a los acusados de que debían adecuar la máquina a lo establecido por ley.

El Ministerio Fiscal recoge en su calificación provisional de los hechos que, además, el trabajador no había recibido formación, ni información específica de la máquina ni sobre el riesgo que produjo estos hechos.

Además, el Ministerio Fiscal solicita a los acusados una indemnización cercana a los 200.000 euros por las lesiones sufridas por el trabajador.

El trabajador permaneció 15 días en el hospital y sufrió la amputación del antebrazo izquierdo, con un año de tratamientos psicológicos.

Fuente: ABC

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario