El fin del debate sobre el Calentamiento Global

El fin del debate sobre el Calentamiento Global

Hace diez días tuve la oportunidad de asistir a un seminario en el que varios Premios Nobel presentaron sus investigaciones sobre varios desafíos globales que requieren de nuestra atención.
9 Enero 2017

No es sorprendente que el Calentamiento Global sea el desafío que la abrumadora mayoría describió como el más urgente. Mario Molina, Premio Nobel de Química, fue muy claro al expresar que existe un claro consenso en la comunidad científica mundial de que el Calentamiento Global es causado por la actividad humana, y principalmente por dos acciones: la quema de combustibles fósiles y la destrucción de bosques. El consenso científico no es nuevo y se remonta a 2013, cuando 9.000 científicos expertos de todo el mundo concluyeron que "la ciencia muestra con un 95% de certeza que la actividad humana es la causa predominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX".

A pesar del consenso de expertos, la opinión pública (no expertos) sigue siendo escéptica. El escepticismo es particularmente fuerte en los Estados Unidos, donde según datos de 2016 del Pew Research Center, sólo el 27% de los estadounidenses dice que los científicos coinciden en que el comportamiento humano es el principal responsable del cambio climático.

Sin embargo, y como ha sido en el pasado con otros desafíos globales, Estados Unidos está liderando el camino de la innovación para enfrentar el Calentamiento Global creando empresas como Tesla y financiando tecnologías innovadoras gracias a la generosidad de Bill Gates y otros. Entonces, ¿cómo puede la opinión pública (los no expertos) estar tan lejos del consenso científico?

Esta pregunta me llevó a indagar en busca de evidencia que pueda responder a esta contradicción. Una investigación muy profesional de la Universidad de Yale concluyó que varias compañías petroleras y otras compañías que podrían verse afectadas por políticas contra el Calentamiento Global, han hecho esfuerzos para crear confusión en la opinión pública de EEUU con respecto a este asunto.

Un resumen de las conclusiones de dicho estudio se puede encontrar en este artículo escrito en el Washington Post. Esperemos que podamos hacer un esfuerzo para poner fin al debate y que la opinión pública se alinee con la ciencia. Pronto.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Brígido Marquina

Es verdad que el hombre ha colocado el planeta al borde de la destrucción y que el planeta está desahuciado, pero no es el hombre quién destruirá el planeta, es Dios mismo quien lo incendiará "el Día del Señor" (2Pe:3). El problema más grande de la humanidad es haber colmado la paciencia de Dios como en los días del diluvio, es la violencia y la homosexualidad. La humanidad hoy debe concentrarse no en tratar de restaurar un planeta que no tiene salvación, sino prtepararse para el arrebatamiento, cuando El Señor arrebatará a su pueblo, incendiará los cielos, destruirá el orden terrenal e instaurará el orden inmortal y eso va a suceder pronto. ¡El Señor está cerca!

Imagen de Brígido Marquina

Es verdad que el hombre ha colocado el planeta al borde de la destrucción y que el planeta está desahuciado, pero no es el hombre quién destruirá el planeta, es Dios mismo quien lo incendiará "el Día del Señor" (2Pe:3). El problema más grande de la humanidad es haber colmado la paciencia de Dios como en los días del diluvio, es la violencia y la homosexualidad. La humanidad hoy debe concentrarse no en tratar de restaurar un planeta que no tiene salvación, sino prtepararse para el arrebatamiento, cuando El Señor arrebatará a su pueblo, incendiará los cielos, destruirá el orden terrenal e instaurará el orden inmortal y eso va a suceder pronto. ¡El Señor está cerca!

Imagen de Brígido Marquina

Es verdad que el hombre ha colocado el planeta al borde de la destrucción y que el planeta está desahuciado, pero no es el hombre quién destruirá el planeta, es Dios mismo quien lo incendiará "el Día del Señor" (2Pe:3). El problema más grande de la humanidad es haber colmado la paciencia de Dios como en los días del diluvio, es la violencia y la homosexualidad. La humanidad hoy debe concentrarse no en tratar de restaurar un planeta que no tiene salvación, sino prtepararse para el arrebatamiento, cuando El Señor arrebatará a su pueblo, incendiará los cielos, destruirá el orden terrenal e instaurará el orden inmortal y eso va a suceder pronto. ¡El Señor está cerca!

Añadir nuevo comentario