Fallece un joven químico de 24 años en una cooperativa vinícola

Fallece un joven químico de 24 años en una cooperativa vinícola

Los compañeros lo encontraron tendido en el suelo cerca de los depósitos de acero inoxidable y la Guardia Civil cree que se cayó de una altura de diez metros
12 Octubre 2015

Ninguno de los trabajadores de la Cooperativa San Cebrín, de San Asensio, vio cómo sucedió el accidente. Algunos de ellos encontraron a Lucas Iturriaga tendido en el suelo, con un fuerte golpe en la cabeza y en el costado, pasados unos minutos de las diez de la mañana. No hablaba y le costaba respirar, por lo que inmediatamente se pusieron en marcha las acciones tendentes a que fuera atendido por profesionales sanitarios.

El joven trabajaba en la campaña de vendimia como técnico-ayudante de laboratorio y trabajaba en tareas de análisis de la vendimia junto a su padre, que ocupa el cargo de enólogo en la citada bodega. Al parecer, su cometido, antes de sufrir el accidente laboral que posteriormente acabó con su vida, era el de recoger muestras de mosto en uno de los depósitos de acero inoxidable de la cooperativa, que se encuentra en plena campaña de vendimia desde el pasado 9 de septiembre.

Por causas desconocidas, el citado joven habría caído al vacío desde el paso metálico que une dos depósitos, a una altura aproximada de diez metros. Su cuerpo fue encontrado tendido en el suelo de la bodega junto a una jarra de plástico con la que tomaba muestra de los mostos para proceder a su análisis.

Cuando hallaron al herido, los trabajadores llamaron inmediatamente al SOS Rioja 112, desde donde enviaron una ambulancia en la que trasladaron al herido en dirección al Hospital San Pedro de Logroño, dada la gravedad de sus lesiones. Algunas versiones apuntan que falleció en el trayecto y otras que fue en el propio centro hospitalario.

Lucas Iturriaga, de 24 años de edad y domiciliado en Logroño, ya había trabajado como químico en la pasada campaña de vendimia en la Cooperativa San Cebrín por un periodo de dos meses. Este año llevaba tan solo quince días en las instalaciones de San Asensio. Era hijo del enólogo de la cooperativa.

Debido a la gravedad del accidente laboral, hasta la bodega de San Asensio se desplazó también una dotación de la Guardia Civil que, según las primeros indicios, dedujo que el joven químico habría podido caer desde una altura de unos diez metros.

Fuente: El Correo y La Rioja

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario