Europa y el cambio climático: fracaso a la vista

Europa y el cambio climático: fracaso a la vista

Si no se intensifican las medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
15 Enero 2014

Las medidas europeas para reducir las emisiones de carbono en el sector energético no podrán limitar el aumento de la temperatura global a dos grados para 2050, según un estudio realizado por la Comisión.

De acuerdo con el estudio de de la Comisión Europea "Tendencias para 2050", publicado discretamente durante las vacaciones navideñas,  el continente, si continúa por el mismo camino, sólo reducirá las emisiones en un 30 % en 2030 y en un 44 % en 2050, unas cifras muy insuficientes para limitar el calentamiento global.

Los científicos y los líderes europeos consideran unánimemente que Europa debe intensificar sus ahorros de energía y hacer que la producción de energía sea más limpia para el año 2050. Estos son los requisitos previos para la reducción de las emisiones de CO2 en comparación con los niveles de 1990 para evitar un cambio climático que sería catastrófico.

El objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % para 2030, podría ser adoptada por Bruselas, lo que permitiría a Europa una reducción del 80 % en 2050, según los conservacionistas. Pero el escenario de un sector de la energía de cero emisiones de carbono para el año 2050 está fuera de lo posible.

Según la Agencia Internacional de Energía , la reducción del 80 % daría la oportunidad de contener el aumento de la temperatura global por debajo de dos grados.

El estudio de la Comisión prevé una reducción de las emisiones de acuerdo con el escenario habitual a partir de 2020. Según el último documento de este tipo, publicado en 2009, antes del anuncio de los objetivos para 2020 , las emisiones de CO2 deberían reducirse en un 20 % de aquí a 2030.

Los autores de "Tendencias para 2050" prevén que el gas, la energía eólica y la energía nuclear proporcionen cada uno alrededor de un cuarto del suministro de energía en Europa en 2050.  La eficiencia energética aumentaría, por ello, significativamente.

Según el estudio, el uso de los recursos no convencionales, como el gas de esquisto, afectará a los precios del combustible a largo plazo. Del mismo modo, el uso de gas crecerá , lo que tendrá un impacto en los precios del petróleo .
Fuente: Euractiv
 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario