Estadísticas británicas de siniestralidad: la Administración las ve magníficas

Estadísticas británicas de siniestralidad: la Administración las ve magníficas

Los sindicatos, no tanto
28 Noviembre 2013

A finales de octubre el HSE británico publicó su informe estadístico anual cuyas cifras reflejan una siniestralidad espectacularmente baja. Por ejemplo, un índice de incidencia de 311 accidentes al año por cada 100.000 trabajadores o un índice de incidencia de accidentes mortales de 0,5 fallecimientos al año por cada 100.000 trabajadores, cifras ambas extremadamente bajas y que, según el HSE, representan las más bajas nunca registradas en el Reino Unido.

Los sindicatos no han tardado en recordar que buena parte del descenso puede ser debido a que recientemente se ha modificado la normativa de declaración de accidentes y, si antes sólo era obligatorio declarar los de más tres días de baja, ahora sólo es obligatorio informar de los de más de siete días de baja, lo cual podría explicar el descenso en el número de accidentes registrados y han puesto en duda que se haya producido un descenso real de la siniestralidad.

Por otra parte los sindicatos llaman la atención acerca de que el descenso del número de accidentes viene acompañado de un aumento del número de días de baja, que ha pasado de 4,3 millones a 5,2 millones, lo cual parece más bien contradictorio.

De las cifras publicadas llama la atención el hecho de que, frente a los 5,2 millones de días de baja registrados por accidente, se produjeron 22,7 millones por enfermedades de origen laboral, poniendo de manifiesto que éstas parecen ser un problema mucho más grave que los primeros.

Según los datos del informe, las enfermedades laborales produjeron en el último año 13.000 fallecimientos, de los cuales unos 5.000 estuvieron relacionados con exposiciones al amianto.  De estos, 2.291 fueron debidos a mesotelioma, una cifra que sobre la base de las exposiciones registradas, se prevé que siga aumentando hasta el año 2018, en el que se prevé alcanzar los 2.500 fallecimientos, para disminuir después.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica produjo unos 4.000 fallecimientos, siendo la mayoría del resto debidos a cánceres laborales de pulmón (2.200), de los cuales 400 se atribuyeron a la exposición a sílice. Los cánceres laborales de otras localizaciones fueron 1.700.

Fuente Propia: Prevención Integral & ORP Conference

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario