Envejecimiento de la población: consecuencias laborales

Envejecimiento de la población: consecuencias laborales

En 2015, uno de cada cinco trabajadores estadounidenses tendrá más de 65 años
10 Enero 2015

Y en 2020, uno de cada cuatro trabajadores estadounidenses tendrá más de 55 años, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Aunque no existe un consenso sobre la edad a la que los trabajadores se consideran "mayores," el fenómeno de envejecimiento de los trabajadores es real y global.

Estos cambios demográficos han hecho que la cuestión de que los trabajadores tengan mejor salud, especialmente los de edad avanzada, sea mucho más apremiante. Vital para cualquier lugar de trabajo es la seguridad, la salud y el bienestar de los trabajadores, especialmente en lo que respecta a los trabajadores mayores.

El envejecimiento afecta a una variedad de variables relacionadas con la salud, que incluyen tanto las condiciones de salud crónicas como la probabilidad de accidentes y lesiones en el trabajo. Sin embargo, la naturaleza exacta de estas relaciones ha sido mejor entendida sólo recientemente, y se está aceptando rápidamente que los programas de apoyo en el lugar de trabajo, la comunidad o en el hogar pueden ayudar a que los trabajadores viven vidas más largas y más productivas.

La artritis y la hipertensión son los dos problemas de salud que más frecuentemente padecen los trabajadores mayores, y afecta el 47% y 44%, respectivamente, de los trabajadores mayores de 55. Una proporción aún mayor de trabajadores (más del 75%) se estima que padece al menos un enfermedad crónica que requiere laguna actuación. La diabetes es quizás la más costosa de ellas; un estudio encontró que un tercio de todo el gasto sanitario público dedicado a las personas mayores (Medicare)  se dedica a la diabetes.

La frecuencia de estos y otros problemas en los adultos mayores tiene implicaciones importantes para que los trabajadores puedan realizar físicamente sus funciones, e influyen también en cuándo pueden hacerlo. Una morbilidad más alta significa más absentismo cuando un empleado se siente enfermo y más presentismo cuando un empleado está enfermo pero se presenta a trabajar a pesar de ello.

En cuanto a la seguridad en el trabajo, los trabajadores mayores tienden a experimentar menos lesiones en el trabajo que sus colegas más jóvenes, quizá debido a la experiencia adquirida a partir de años en el lugar de trabajo, o debido a factores como el aumento de la precaución y la conciencia de sus limitaciones físicas relativas. La precaución es lógica, porque cuando los trabajadores mayores tienen un accidente, a menudo requieren más tiempo para sanar, lo que subraya la necesidad de un retorno al trabajo bien planificado. Además, los incidentes que afectan a los trabajadores de mayor edad es más probable que sean mortales, lo que subraya la necesidad de que los empresarios sean conscientes de la necesidad de adaptar las condiciones de trabajo para proteger a esos trabajadores, así como de explorar las oportunidades para que  los programas de prevención puedan mantener la salud de los empleados a lo largode su vida laboral.

Los empresarios ven cada vez más el valor que los trabajadores mayores aportan al trabajo. Los trabajadores de edad tienen mayor conocimiento institucional y por lo general compañeros más jóvenes. Manifiestan menores niveles de estrés en el trabajo y, en general, se llevan mejor con sus compañeros de trabajo. Por último, tienden a ser más cautelosos en el trabajo y es más probable que sigan las normas de seguridad.

Fuente: NIOSH

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario