Las enfermedades que originan los perturbadores endocrinos cuestan 157.000 millones de euros al año en la UE

Las enfermedades que originan los perturbadores endocrinos cuestan 157.000 millones de euros al año en la UE

Un grupo de científicos constatan con pruebas trastornos severos: autismo, obesidad, diabetes, infertilidad masculina, cáncer, episodios cardiacos…
11 Abril 2015

Un panel formado por científicos y expertos estima en 157.000 millones de euros anuales los costos para la salud de la exposición de los ciudadanos de la Unión Europea a sustancias químicas, causantes de perturbaciones endocrinas. Los costos directos valoran los recursos que podría destinarse a otros usos en ausencia de enfermedad. Estos incluyen los gastos de hospitalización, el médico, cuidados de enfermería en casa, aparatos médicos, y otros relacionados. Los costos indirectos suman al valor de la producción perdida de los trabajadores, sufrir muerte prematura o discapacidad. El rápido aumento de la evidencia científica ha permitido documentar (ver artículo original) que los disruptores endocrinos son responsables de trastornos severos. La pérdida de coeficiente intelectual y discapacidad intelectual asociada, autismo, trastorno de hiperactividad y déficit de atención, obesidad, diabetes, infertilidad masculina, cáncer y episodios cardiacos son algunas de las enfermedades vinculadas a los componentes químicos que forman parte de nuestra vida cotidiana.

Una amplia gama de productos químicos destinados al cuidado personal, al consumo, como los envases o la tetina de los biberones, o a la limpieza en el hogar, caso de los disolventes, pueden interferir en el comportamiento hormonal. Así el perclorato para  descontaminar el agua inhibe directamente la tiroides, mientras que el bisfenol A (pese a sus contraindicaciones permitido por la UE), puede alterar la producción de insulina, contribuyendo a la diabetes tipo 2. Para alcanzar el  coste estimado de 157.000 millones de euros, equivalente al 1,23% del Producto Interior Bruto de la UE, los expertos utilizaron la ‘Simulación de Monte Carlo’, que  permite ver todos los resultados posibles de sus decisiones y evaluar el impacto del riesgo. Este método “facilita una mejor toma de decisiones bajo incertidumbre”.

Los alteradores hormonales son sustancias químicas capaces de alterar la síntesis, liberación, transporte, metabolismo, enlace, acción o eliminación de las hormonas naturales en el organismo, esto es de alterar el equilibrio hormonal y la regulación del desarrollo embrionario y, por tanto, con capacidad de provocar efectos adversos sobre la salud de un organismo o de su progenie.

Para constatar la toxicidad de las sustancias químicas y el daño epidemiológico, los científicos aplicaron los métodos de trabajo del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de la Organización Mundial de la Salud y de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Dinamarca.  En los ensayos realizados previamente con animales en laboratorio comprobaron las alteraciones endocrinas. El rigor científico llevó a los paneles de expertos involucrados en el estudio a utilizar el método Delphi, para llegar a un consenso en la toma de  decisiones.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario