En el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera faltan equipos de protección individual en el trabajo y medicamentos y no pueden hacerse reconocimientos médicos

En el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera faltan equipos de protección individual en el trabajo y medicamentos y no pueden hacerse reconocimientos médicos

Alertan de incumplimientos municipales graves en prevención de riesgos laborales
25 Junio 2017

El Ayuntamiento jerezano tiene un serio problema con el cumplimiento de la ley de Prevención de Riesgos Laborales y las normativas posteriores que desarrollan estos preceptos. Así lo denuncia en un informe la jefatura del departamento de salud laboral y prevención de riesgos laborales que ha realizado un detallado informe sobre estas carencias.

El escrito, dirigido tanto a la delegada de Recursos Humanos, Laura Álvarez, como al director de Recursos Humanos, Cayetano Gómez, y a otros altos cargos, está fechado a finales del pasado abril. En él, el departamento de salud laboral y prevención de riesgos laborales alerta de las posibles consecuencias, no solo administrativas sino también penales, que pueden conllevar estos incumplimientos. Según los datos recabados por este periódico, este asunto ya se abordó en una reunión de la mesa general de negociación, un órgano donde están representados el gobierno y los sindicatos. Asimismo, CGT ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo utilizando como base este documento.

El informe comienza alertando de que, "desde hace un año", el departamento de salud laboral y prevención de riesgos laborales del Ayuntamiento se encuentra ante la "imposibilidad" de cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales "dada la situación de precariedad que estamos padeciendo al no disponer de los necesarios contratos de suministros y servicios que nos permitan cumplir con nuestras obligaciones".

Son siete los apartados que subraya el departamento, la mayor de ellos incumplimientos calificados como graves por la normativa laboral. Entre ellos destaca que el Ayuntamiento carece de los medios necesarios para "desarrollar adecuadamente la obligatoria vigilancia de la salud a los trabajadores". Esta carencia no solo afecta a la plantilla fija del Consistorio sino también a los contratados en estos últimos meses por los programas de empleo (como el Profea o los puestos en marcha con fondos de la Junta).

El informe se acompaña de otro elaborado por el servicio médico de la empresa que incide en que el Ayuntamiento debería haber renovado el pasado año los servicios sanitarios para la realización de la vigilancia de la salud. Sin embargo, está propiciando que, por ejemplo, no se haya podido iniciar el calendario anual de reconocimientos médicos a la plantilla y que los pocos que han podido hacerse, todos ellos de policías locales que lo requieren de manera urgente para mantenerse en primera actividad, "están pendientes de completarse". El problema es que no se cuenta a día de hoy con un laboratorio de análisis clínicos que se encargue de las extracciones sanguíneas y las muestras de orina para acabar estos reconocimientos. Este servicio debería haberse licitado pero, un año después, no se ha llevado a cabo.

A ello se une que el departamento no cuenta con un contrato de suministros de equipos de protección individual para cumplir con los requisitos mínimos de seguridad laboral y otro para el desarrollo de las especialidades de higiene industrial, ergonomía y psicosociología, tal y como exige la ley. Tampoco se ha contratado el suministro de medicamentos y material de botiquín. En el informe se denuncia que en el departamento se está trabajando "con absoluta precariedad" tanto en la asistencia médica como en la de enfermería para atender a los "trabajadores accidentados o aquellos que enferman durante el horario laboral". Incluso, señala: "No estamos provistos de la medicación de urgencias obligatoria en un centro de las características como el nuestro y autorizado expresamente por la Junta de Andalucía". Tampoco se cuenta, claro está, con un contrato para el servicio de electrocardiografía.

Otro de los asuntos denunciados en el informe es que no se está proporcionando "la formación o los medios adecuados" a los trabajadores que tienen asignadas las actividades de prevención y a los delegados de prevención.

Falta de vigilancia de la salud a los trabajadores: el informe técnico elevado al gobierno local advierte de que no cuentan con medios para desarrollar esta labor tanto para la plantilla municipal como para los que forman parte de los programas de empleo a los que está acogido el Ayuntamiento.

Sin suministro de equipos de protección individual: no se dispone de un contrato de suministro de equipos de protección para los trabajadores, tal y como obliga un real decreto de 1997.

Sin especialidad de higiene industrial: la ley obliga a una empresa como el Ayuntamiento a desarrollar lasa actuaciones necesarias para contar con una formación en higiene industrial, ergonomía y psicosociología aplicada.
Carencia de suministro de medicamentos y botiquín: en el informe se alerta de que se está trabajando con “absoluta precariedad” en la asistencia médica y de enfermería para atender a los empleados accidentados o a aquellos que enfermen en horario laboral.

Sin las aplicaciones informáticas específicas: otra de las carencias es que no se ha renovado el contrato para el servicio de registro informático de la asistencia y actividad. Concretamente son dos aplicaciones que se consideran “imprescindibles” para esta labor.

Falta de formación a los empleados: ni se está proporcionando formación ni los medios adecuados para el desarrollo de sus funciones a los trabajadores designados para las actividades de prevención.

Fuente: Diario de Jerez

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario