En 2013 se realizaron en España más de once millones de horas ilegales de trabajo cada semana, según CCOO

En 2013 se realizaron en España más de once millones de horas ilegales de trabajo cada semana, según CCOO

Si las horas ilegales realizadas en 2013 se hubieran convertido en empleos, se hubieran salvado 326.838 puestos de trabajo.
21 Agosto 2014

En 2013 se realizaron en España 11.561.538 horas ilegales cada semana que de haberse convertido en puestos de trabajo hubieran dado empleo al 93% de las personas que lo perdieron ese mismo año, según un informe elaborado por la Secretaría de Acción sindical de CCOO.

Esto significa que en lugar de haberse destruido 351.454 empleos en 2013 solo se habrán perdido 24.708 puestos de trabajo. De ellos, 43.949 más jóvenes tendrían un puesto de trabajo. CCOO advierte además que si las horas ilegales realizadas en 2013 se hubieran convertido en empleos, la Seguridad Social podría haber ingresado 2.842 millones de euros y el gasto en prestaciones por desempleo se habría reducido en 1.627 millones de euros.

El Estatuto de los trabajadores establece en 40 horas semanales la duración máxima de la jornada de trabajo efectivo y que el número de horas extraordinarias no debe superar 80 al año. Además, recuerda CCOO, las horas que exceden de las 42 semanales son ilegales estén o no retribuidas.

En el informe, publicado en Gaceta Sindical, se calcula que 1.5 millones de trabajadores del sector privado realizan una jornada superior a la legalmente permitida. Cada semana se realizan 419,2 millones de horas de las que 11.561.538 son ilegales. Ese exceso de horas ilegales debería ser realizado por otras personas lo que supondría que 289.038 desempleados podrían trabajar a tiempo completo.

En 2013 la jornada media realizada incluyendo las jornadas parciales y excluyendo las horas ilegales, fue de 35,37 horas. Si se toma esa jornada media de referencia, el número de personas que deberían tener trabajo utilizando las horas ilegales sería de 326.838. CCOO recuerda que en 2013 había 5.995.300 personas en el desempleo, un número de parados que, de no haberse realizado horas ilegales, se hubiera podido reducir en el conjunto del Estado entre un 4,8% con jornada a tiempo completo y un 5,5% si trabajo ilegal ha repuntado desde 2013.

Desde el inicio de la crisis hasta 2012 el porcentaje de personas asalariadas con jornada de trabajo ilegal fue reduciéndose pasando del 17,6% en 2007 al 12,2% en 2012. Un descenso que se detuvo en 2013 año en el que empezó a repuntar. Asimismo el peso de las horas ilegales sobre el total de horas se ha ido disminuyendo desde el 22,9% en 2007 hasta el 15,9 en 2012. En 2013 no solo no se detiene dicho descenso sino que aumenta hasta el 16.05%.

El grupo comprendido entre los 30 y los 44 años realiza el 50,2% de las horas ilegales de los que el 13,2% son mujeres y el 37,4% hombres. El 25% de las horas ilegales lo realizan quienes tienen entre 45 y 54 años siendo el 7% mujeres y el 18,5% hombres. El 25% restante se lo reparten los menores de 30 años y los mayores de 55.

El informe concluye que las horas ilegales son un fraude claramente localizable que debería estar entre las prioridades de la Inspección de Trabajo. 

Fuente: Nueva Tribuna

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario