Un empresario afronta dos años de cárcel por un accidente laboral en el que un operario perdió dos dedos

Un empresario afronta dos años de cárcel por un accidente laboral en el que un operario perdió dos dedos

Según la Fiscalía, la protección de la máquina era insuficiente
14 Octubre 2016

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena del director y administrador único de una empresa carpintera de Riaño por un accidente laboral con un herido en 2014.

Los hechos, según el escrito del Ministerio Público, ocurrieron el 11 de marzo de 2014. La víctima trabajaba como ayudante en línea de perfilado en una empresa ubicada en una nave en el Polígono Industrial Riaño I, que tiene como actividad principal la fabricación de carpintería metálica. El acusado era entonces el director y administrador único de la misma. El trabajador pertenecía a otra compañía y tenía un contrato de obra con la empresa en la que ocurrió el suceso.

Sobre las cinco y diez de la tarde, el operario sufrió un accidente en una de las máquinas, que arrastró su mano derecha y la atrapó con una cuchilla. El ministerio fiscal sostiene que la máquina poseía una protección perimetral pero que no impedía el acceso de cualquier trabajador a una zona con riesgo de atrapamiento mientras se encontraba en funcionamiento. De este modo, esta protección perimetral era, a tenor del escrito del fiscal, manifiestamente insuficiente. El motivo: que la protección no impedía el acceso mediante un mecanismo de bloqueo hasta que estuviera totalmente parada.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió amputación del quinto dedo de la mano derecha a la altura de la segunda falange y amputación parcial del tercer dedo de la misma mano, con fractura abierta en la tercera falange, lesiones para las que precisó de una intervención quirúrgica. Le quedaron secuelas.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la vida y la salud de los trabajadores, en concurso ideal con un delito de lesiones por imprudencia grave. Por todo ello, el Ministerio Público solicita al juez que se condene al acusado a 2 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de administrador de empresas durante el tiempo de la condena y multa de 12 meses, con una cuota diaria de 15 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, así como al pago de las costas procesales.

Además, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la víctima de las lesiones con 14.589,85 euros. De esta cantidad responderá directamente la aseguradora de la empresa y, de forma subsidiaria, la propia compañía.

Fuente: La Nueva España y El digital de Asturias

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario