La electricidad sigue cobrándose víctimas

La electricidad sigue cobrándose víctimas

Los días 25 de febrero y 13 de marzo murieron electrocutados sendos trabajadores
26 Marzo 2015

El viernes 13 de marzo, en Argamasilla de Alba, A.C.M., un joven agricultor de 26 años “muy conocido, al que le gustaba innovar en lo suyo”, explican desde el Ayuntamiento, murió electrocutado cuando manipulaba un motor de riego en una finca dedicada al cultivo de cebollas del paraje El Paredón de la localidad.

Los bomberos fueron requeridos sobre las nueve y media de la mañana, así como el personal sanitario, pero cuando llegaron al lugar no pudieron hacer nada por su vida, “estaba tendido en la caseta del motor”, explicaron estas fuentes.

En el momento del accidente A.C.M., que cultivaba más tierras en Argamasilla de Alba, estaba solo. Fue un empleado el que al echarlo en falta lo llamó por teléfono y como no se lo cogía fue a buscarlo. Lo encontró tendido y avisó a los servicios de emergencia. Acudieron la Guardia Civil, la Policía Local, los bomberos, una UVI y un médico de Urgencias, pero aunque intentaron reanimarle no se pudo hacer nada por su vida.

Hacía menos de un mes que, sobre las 15,30 horas del 25 de febrero, un joven de 23 años de edad, vecino de la localidad de Tomelloso, fallecía electrocutado en una fábrica de pinturas de la localidad, Pinturas Rodafuerte. El fallecido, que responde a las iniciales de S.D.B no era un trabajador de la plantilla, según confirmaron desde la dirección de la empresa.

 Al parecer, se había desplazado hasta la localidad rodense precisamente a realizar trabajos de pintura de la fachada e interior de la citada fábrica rodense.

Después conocerse el suceso, al lugar de los hechos, situado en el camino de Minaya, se desplazaron varias dotaciones de la Guardia Civil y Policía Local de La Roda, así como una UVI móvil, un médico de urgencia y una dotación de la Agrupación de Cruz Roja La Roda.

Desde esta institución, su presidente local, Andrés Sánchez, explica que cuando se llegó al lugar de los hechos poco se pudo hacer por el joven trabajador, ya que la muerte, a causa de la electrocución que había sufrido, había sido inmediata.

A pesar de que en escasos minutos del trágico incidente los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos, y los numerosos intentos por reanimarle que se hicieron, todo fue en vano y no se pudo hacer nada para reanimarlo.

En torno a las 19 horas de ayer, los diferentes equipos policiales y periciales procedían al levantamiento del cadáver por orden de la autoridad judicial y su posterior traslado para realizar el examen forense.

  Fuente: La Tribuna de Ciudad Real  y Lanzadigital

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario