Dos heridos graves en sendas explosiones ocurridas el mismo día en Menorca y Cádiz, respectivamente

Dos heridos graves en sendas explosiones ocurridas el mismo día en Menorca y Cádiz, respectivamente

En ambos casos resultaron con quemaduras que afectaban al 25% de su cuerpo
26 Mayo 2015

El trabajador de la planta de envasado de gas licuado de Cepsa herido el jueves 14 de mayo tras registrarse una deflagración, tuvo que ser trasladado el sábado al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde se encuentra en estado grave. Fuentes hospitalarias indicaron que el operario presenta quemaduras en el 24% del cuerpo y está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Traumatología del hospital hispalense.

Según informó Cepsa, la deflagración en la planta de envasado de gas licuado se registró pasadas las 20:00 horas, resultando herido un empleado. Los servicios de Emergencias 112 Andalucía confirmaron que el empleado estaba procediendo al llenado de una bombona de butano doméstica. No hubo repercusiones medioambientales ni materiales.

En un primer momento fue atendido por los servicios médicos de la empresa y posteriormente trasladado al Hospital de La Línea de la Concepción, desde donde fue evacuado a Sevilla. En cuanto se produjo el accidente, según Cepsa, se pusieron en marcha los sistemas de seguridad, que funcionaron "correctamente" y permitieron controlar la situación.

El sindicato CCOO informó el sábado que la Inspección de Trabajo ya estaba investigando los hechos. El secretario de Salud Laboral, José Gavilán, indicó que exigirá más inspecciones en los centros de trabajo del sector petroquímico e investigará el nuevo accidente laboral en el Campo de Gibraltar.

Gavilán explicó que la comisión provincial de Riesgos Laborales del sindicato acordó exigir a la Inspección de Trabajo que aumente las visitas de inspección en las industrias del Campo de Gibraltar. Según recordó el responsable sindical, en menos de un mes se han producido dos accidentes con heridos en este sector, el 28 de abril en la central térmica de Los Barrios y el jueves, en la planta de gas licuado de Cepsa en Puente Mayorga, por lo que es necesario extremar la vigilancia del cumplimiento de las medidas de seguridad en el trabajo.

En cuanto al trabajador herido, Gavilán añadió que apenas tenían noticias. Confirmó que además de las quemaduras, había inhalado mucho humo como consecuencia de la deflagración.

El mismo día 14 de mayo, una deflagración ocurrida sobre las 9.30 de la mañana en la empresa naútica de Ciutadella, Salo Náutica SL, provocó dos heridos, uno de ellos muy grave, por quemaduras de distinta intensidad cuando limpiaban una embarcación en la calle Sabaters, del Polígono Industrial.

El operario, R.C.M., de 31 años, de la República Dominicana, tuvo que ser evacuado con urgencia a la Unidad de Quemados del hospital Vall d’Hebrón, en Barcelona. Su cuerpo presentaba quemaduras que cubrían el 26 % de su superfície corporal, lo que obligó a ingresarle en la UCI del hospital Mateu Orfila hasta su traslado a Barcelona, a las 14 horas. En cuanto al otro herido, C.O.M., de 44 años, propietario de la empresa, sufrió quemaduras más leves en el 18 % de su cuerpo y permanece ingresado en el hospital de Maó.

La explosión  se produjo mientras los dos trabajadores limpiaban la sentina de la embarcación donde se ubica el motor. Operaban con un aspirador cuando, probablemente, una chispa provocó la explosión debido a los gases de gasolina acumulados. La limpieza se realizaba sin el depósito de combustible, que había sido retirado, lo que evitó que se produjera un incendio mayor.

Dos ambulancias del 061 acudieron rápidamente al lugar del siniestro al tiempo que efectivos de la Policía Local procedían a ordenar el tráfico en las calles adyacentes para facilitar el trabajo de bomberos  y Policía Nacional. Los accidentados fueron trasladados de inmediato al hospital Mateu Orfila, donde se evaluó el alcance de las quemaduras en Urgencias antes de decidir el traslado del más afectado a Barcelona.

Fue el encargado  de Mármoles Lino, una empresa colindante a Salo Náutica, quien se personó en el lugar del siniestro al escuchar la explosión y utilizó su propio extintor para apagar las llamas.

La Policía Judicial tomó huellas para efectuar el informe correspondiente, al tiempo que un técnico de riesgos laborales se desplazó a la empresa siniestrada para valorar el accidente. 

Fuente: Europasur y Menorcainfo

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario