La digitalización, un proceso complejo que redefine el papel de los RRHH

La digitalización, un proceso complejo que redefine el papel de los RRHH

El talento está trayendo de cabeza a las empresas
13 Agosto 2017

Bien sea por sus problemas de atracción y la dificultad para retenerlo en las organizaciones, lo cierto es que en los últimos años se han visto serios cambios en las estrategias adoptadas por las compañías para revertir esta situación.

El ecosistema de trabajo actual tiene nuevas normas y debe cubrir las necesidades de toda una nueva generación de trabajadores, al tiempo que trata de incentivar a los empleados más antiguos dentro de la plantilla. Por ello, un año más Deloitte ha definido las tendencias de capital humano que están dirigiendo el mundo empresarial actual.

Las empresas están compuestas por una gran diversidad -la cual muchas ya definen de necesaria- de trabajadores pertenecientes a culturas, sexos, religiones, competencias y generaciones muy distintas entre sí.

Saber gestionar esta confluencia de diversidades será vital para la evolución de las mismas, dentro de un mercado de trabajo cada vez más competitivo, tecnológico y con serios problemas de talento, especialmente los relacionados con la escasez de perfiles digitales cualificados.

La encargada de identificarlo ha sido de nuevo Deloitte, quien es su informe global ‘Human Capital Trends 2017’ ha definido cuáles son las necesidades de este nuevo escenario empresarial, empezando por la identificación de un nuevo rol para los recursos humanos: “ayudar a los líderes y sus organizaciones a adaptarse a la tecnología, ayudar a las personas a adaptarse a nuevos modelos de trabajo y ayudar a la compañía en su conjunto a adaptarse a los cambios sociales”.

Y es que la trasformación digital pese a ser una necesidad para muchas empresas y un importante paso para la evolución del negocio, también está siendo el ‘talón de Aquiles’ para muchas de ellas.

Bien sea por la falta de inversión y/o presupuesto, el desconocimiento por lo que supone convertir un negocio en digital (más allá de la introducción de herramientas y aplicaciones) o por la escasez de profesionales con los conocimientos necesarios para enfrentar este cambio, lo cierto es que se trata de un proceso que se está ralentizando en contraste con el avance que está teniendo en los usuarios, antes llamados clientes.

En los que a RRHH se refiere, el artículo señala que “los cambios son estructurales y comprenden organización, reclutamiento, desarrollo, gestión y vinculación de los empleados” y apunta que “la digitalización de las empresas comienza por la digitalización de los profesionales”.

No obstante, no se trata tan sólo de una apuesta formativa completa y online, las empresas deben establecer una nueva estrategia en las carreras profesionales e impulsar la movilidad del talento.

Según el estudio de Deloitte, la tendencia de capital humano que más profesionales han constatado, a nivel global, es la llamada “organización del futuro”, seguida por “formación y carreras”, la adquisición de talento y la “experiencia del empleado”.

Asimismo, la investigación revela que sólo el 6% de los profesionales a nivel global considera sus organizaciones muy ágiles y el 32% se está ocupando de rediseñarlas. Dentro de esa evolución organizacional (creando modelos más ágiles de carrera profesional), la consultora recomienda “abrazar la velocidad del cambio, hacer de la movilidad del talento un valor central, formar un grupo de desempeño organizacional, explorar nuevas herramientas de comunicación y adoptar una gestión continua del desempeño basada en el feedback de los empleados.

Por otro lado, en lo que se refiere a la experiencia del empleado, ésta debe estar en el centro de la organización como prioridad. Sin embargo, las cuestiones de vinculación y cultura han disminuido a nivel global según Deloitte.

“Mientras mejora el balance de las áreas personal y profesional de los empleados (el equilibrio entre vida y trabajo), se mantiene estancada la capacidad de alinear los objetivos personales con el propósito de la organización”, señala Andrés Macario.

El directivo finaliza su artículo señalando que “sólo la capacidad de escucha, el foco adecuado y las competencias profesionales en todas las áreas de la empresa pueden cerrar el círculo de la economía digital, incluyendo en la misma la vida en nuestras empresas”.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario