Condenan a una empresa por un accidente laboral que causó pérdida de la visión en un ojo de un trabajador

Condenan a una empresa por un accidente laboral que causó pérdida de la visión en un ojo de un trabajador

El trabajador fue contratado como peón agrícola y "le impusieron trabajar como ayudante de fontanero", a pesar de que "carecía de la preparación, formación e información" para realizar la tarea encomendada
31 Diciembre 2014

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha condenado a una empresa agrícola por un accidente laboral en el que un trabajador perdió la visión de un ojo al realizar tareas que le habían ordenado para las que no estaba cualificado.

La Sala de lo Social del TSJEx confirma así la sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Social nº 1 de Cáceres, en la que se establece la culpabilidad de la empresa Campanar Agrícola S.L y la condena a abonar un recargo del 30% en las prestaciones de la Seguridad Social al trabajador accidentado.

El trabajador comenzó a trabajar para la empresa el 4 de febrero de 2013 con la categoría profesional de peón agrícola. La entidad necesitaba realizar labores de fontanería y "le pusieron como ayudante de un fontanero sin tener formación idónea para tal cometido ni recibir preparación en materia de los riesgos inherentes a tal cometido".

El 9 de abril de 2014 el fontanero cualificado estaba realizando tareas de mantenimiento en tres barriles llenos de agua y en otro con ácido nítrico, que eran "externamente idénticos", indica la sentencia.

Los barriles se encuentran en una plataforma a los que se accede por una escalera y a la altura de los ojos hay un cartel que advierte del peligro de corrosión.

El fontanero apoyó su escalera en un extremo de la plataforma y se afanó en sustituir el grifo de uno de los barriles inocuos. Al necesitar una herramienta de la que no disponía, se retiró temporalmente y pidió a su ayudante que continuase el trabajo con el otro barril.

El trabajador subió por la escalera y "manipuló el barril como le dijeron y súbitamente su contenido, ácido nítrico, le cayó encima". Como consecuencia de ello ha perdido la visión en un ojo y le ha afectado a la piel.

La sentencia del Juzgado de lo Social señala que es "notoria la culpa empresarial", en cuanto que el trabajador fue contratado como peón agrícola y "le impusieron trabajar como ayudante de fontanero".

Asimismo el Juez indica que "carecía de la preparación, formación e información" necesaria para realizar la tarea encomendada y que, si bien es cierto de que había un cartel que advertía del peligro, "en la plataforma hay varios bidones ninguno de los cuales advierte de tal peligro".

Fuente: ABC

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario