La Comisión publicará en 2016 una evaluación “pionera” sobre los disruptores endocrinos

La Comisión publicará en 2016 una evaluación “pionera” sobre los disruptores endocrinos

Casi dos años después de la fecha originalmente prevista, la UE sigue esperando que la Comisión Europea establezca los criterios definitivos para los disruptores endocrinos
8 Noviembre 2015

Bruselas apunta a comienzos del año que viene para aprobar su primera evaluación de impacto sobre los criterios para identificar disruptores endocrinos. Se trata de un paso previo al lanzamiento de una propuesta legislativa para su regulación, según han informado fuentes del ejecutivo comunitario en Bruselas.

“La Comisión Europea está analizando diferentes opciones para definir los criterios para identificar disruptores endocrinos. El objetivo es concluir esta evaluación de impacto a principios de 2016”, aseguró un portavoz del ejecutivo de los 28 socios en Bruselas.

Por otra parte, según explicaron fuentes comunitarias, esa evaluación supondrá  un trabajo “pionero” a escala internacional, y una vez que haya concluido, la Comisión tiene previsto lanzar una propuesta legislativa para regular estos compuestos químicos en la UE.

 Los disruptores endocrinos son sustancias químicas que pueden alterar de forma nociva el funcionamiento del sistema endocrino. Por ello, sus efectos para la salud pueden incluso permanecer tiempo después de la exposición directa, así como afectar a futuras generaciones, según recuerda la Comisión Europea.

 No obstante, según las fuentes citadas, la UE ya protege a los consumidores de los disruptores endocrinos: “no estamos ante un vacío legal. Aunque es necesario trabajar, ya se están aplicando criterios de protección”.

 Después de que la Unión Europea publicara en julio pasado los resultados de su última consulta pública sobre los disruptores endocrinos, los principales socios comerciales del bloque, entre ellos Estados Unidos, han expresado su temor al impacto económico que pueda tener una reglamentación europea mucho más férrea en la materia, precisamente cuando Europa negocia contrarreloj un ambicioso acuerdo comercial con Washington.

 Casi dos años después de la fecha originalmente prevista, la UE sigue esperando que la Comisión Europea establezca los criterios definitivos para los disruptores hormonales (o endocrinos).

 El asunto preocupa especialmente en Estados Unidos, con el cual la UE está negociando una futura Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión, más conocido por sus siglas inglesas (TTIP).

Fuente: Euractiv.es 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario