China: directivos y funcionarios municipales condenados hasta nueve años de cárcel por un incendio en el que murieron 121 trabajadores y resultaron heridos otros 76

China: directivos y funcionarios municipales condenados hasta nueve años de cárcel por un incendio en el que murieron 121 trabajadores y resultaron heridos otros 76

La sentencia más severa recayó en el presidente de la empresa
28 Enero 2015

Los tribunales de la provincia nororiental de Jilin han condenado a siete directivos de la empresa y once funcionarios municipales hasta a nueve años de cárcel por su responsabilidad en el peor incendio industrial de la historia reciente en China.

El incendio en Baoyuanfeng Poultry Co. mató a 121 trabajadores e hirió a otros 76 en junio de 2013, cuando un cortocircuito incendió material combustible dentro de la fábrica y desató una serie de explosiones en tuberías de amoníaco de la planta. Cerca de 400 personas estaban trabajando en ese momento y muchas quedaron atrapadas en el interior debido a que las salidas de la fábrica estaban cerradas. Ninguno de los trabajadores había recibido ningún tipo de formación de seguridad contra incendios.

Al presidente de Baoyuanfeng, Jia Yushan, se le condenó a la pena más severa, a nueve años de prisión y un millón de yuanes de multa, por "no garantizar un ambiente de trabajo seguro". Otros directivos de las empresas de construcción y de ingeniería relacionados con las operaciones de la fábrica fueron condenados a entre tres y siete años de cárcel.

En un juicio independiente, el jefe de bomberos local, Lü Yandong y su adjunto Liu Guicai fueron condenados a cinco y medio y cinco años de prisión, respectivamente.

Otros funcionarios de salud y seguridad y de la policía local fueron condenados a entre tres y cinco años de prisión. Era evidente poco después del accidente que los funcionarios locales no se asegurado de que la fábrica cumpliese ni las más rudimentarias medidas de seguridad.

La mayor parte de las multas impuestas en este caso eran sólo entre 200.000 y 300.000 yuanes (1 yuan = 0,1365 euros). Sin embargo, podrían haber sido considerablemente más altas si la Ley de Seguridad Laboral recientemente revisada hubiese estado en vigor en el momento del accidente. Bajo la ley revisada, que entró en vigor el 1 de diciembre de 2014, las multas por accidentes excepcionalmente trágicos como el de Baoyuanfeng deberán oscilar entre 10 y 20 millones de yuanes. Será instructivo ver cuán rigurosamente los tribunales chinos hacen cumplir la ley revisada en caso de tragedias similares en el futuro.

En otro orden legal, el 13 de noviembre, la Administración Estatal de Seguridad Laboral emitió nuevos reglamentos sobre la Gestión de Riesgos Laborales, Notificaciones y Señales de Advertencia, que obligan a los empleadores a informar claramente a los empleados de los riesgos laborales y sobre las señales de advertencia en los lugares de trabajo.
Según el Reglamento, los empleadores tienen que especificar en el contrato de trabajo cualquier riesgo laboral que el empleado pueda encontrar y comunicar mediante los tablones de anuncios las medidas de prevención y protección de riesgos laborales de la empresa.

Fuente: China Labour Bulletin

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario