Chile: en qué consiste el nuevo y estricto proceso de calificación de enfermedades laborales

Chile: en qué consiste el nuevo y estricto proceso de calificación de enfermedades laborales

La nueva normativa obliga a cada mutual tener una comisión que califique el mal que aqueja al trabajador
15 Junio 2016

Como una forma de unificar criterios de calificación la Superintendencia de Seguridad Social -Suseso- estableció un protocolo de normas mínimas de evaluación que deben cumplir en el proceso de calificación del origen de las enfermedades denunciadas como profesionales. Uno mucho más estricto de lo que existía antes.

La nueva normativa, que entró en vigencia en marzo, obliga a cada mutual tener una comisión que califique el mal que aqueja al trabajador.

Cada mutual debe tener un comité de calificación de enfermedades profesionales constituida al menos por tres médicos y dos deben tener formación especializada en medicina laboral. El comité debe pedir la realización de exámenes específicos para determinar si corresponde o no a una enfermedad relacionada con la profesión.

El comité tendrá un plazo máximo de 30 días para definir si la enfermedad es laboral o no (durante el 2016 el plazo se podrá extender hasta los 45 días).

 En el caso de enfermedades músculo-esqueléticos de extremidades superiores y de tipo mental, se deberán desarrollar exámenes específicos.

Si la enfermedad se relaciona directamente con lo laboral, entonces ellos cubren todos los gastos. En caso contrario, si se trata de una de origen común, entonces el trabajador debe atenderse en el sistema de salud -Isapre o Fonasa- y poner plata de su bolsillo.

El proceso contempla un análisis del puesto de trabajo del paciente para establecer medidas en las labores que desempeña el funcionario. La idea es evitar que otros colegas sufran el mismo problema.

Insertos en una concepción de mundo en el que la producción manda, el trabajador, en ciertas situaciones, se puede sentir sobrepasado por una serie de factores psicosociales. En 2014, la mitad de las licencias médicas que se presentaron aludían a patologías relacionadas con estrés y depresión.

Precisamente en este aspecto, el comité de la mutual deberá recopilar más información para determinar si esa patología está asociada directamente con el trabajo o no. Aquí caben cuadros de estrés, depresión, ansiedad, trastornos de adaptación, entre otros. Para ello deberán hacer evaluaciones médicas y psicológicas y dentro del equipo debe haber sí o sí un psiquiatra, así como un psicólogo.

Ahora bien, cómo determinar si la enfermedad mental guarda o no relación con la situación laboral. La normativa indica que “es aquella producida directamente por los factores de riesgo psicosociales presentes en el ambiente de trabajo, en los cuales la exposición laboral es suficiente, independiente de factores de personalidad”. En esta categoría también se incluyen aquellas patologías desarrolladas a raíz de un accidente laboral o de trayecto.

Fuente: El Dinamo y Gremioprevencion

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario