CCOO Catalunya alerta de que el absentismo laboral es síntoma de condiciones de trabajo no saludables

CCOO Catalunya alerta de que el absentismo laboral es síntoma de condiciones de trabajo no saludables

Hay que intervenir sobre las causas y no sobre las personas
22 Noviembre 2015

El absentismo laboral es un fenómeno complejo, del que no hay consenso social sobre su definición. Según la OIT es la ausencia (justificada o no) de aquella persona de la que se pensaba que tenía que venir al trabajo. A partir de esta definición las ausencias por motivos de salud (la incapacidad temporal -común o profesional-, los permisos, horas sindicales, maternidad ....) no deberían contemplarse como absentismo laboral, pero desafortunadamente esto no está establecido ni generalizado; por lo tanto, nos encontramos que cuando hablamos de absentismo habría que saber qué entendemos cada uno ya que en función de ello se cogen unos datos u otros, generando así estudios, datos e informaciones que entre sí son incomparables, y que no nos ayudan a definir cuál es la magnitud del fenómeno.

Sin embargo, durante el proceso de crisis económica que se ha acompañado de reformas laborales y recortes de derechos, se ha aprovechado en dar una vuelta más al tema de la penalización de las ausencias laborales (justificadas o no justificadas) y se han realizado cambios normativos en dos sentidos:

Incorporando como causa legal de despido de tipo objetivo si se supera un porcentaje en un período de tiempo determinado, aunque dicha ausencia sea por motivo justificado, legal y de derecho, por ejemplo, una baja laboral (art. 52 Estatuto de los Trabajadores).

Modificando la llamada Ley de Mutuas, dando a nuevas funciones de control de la incapacidad temporal común por parte de las mutuas, teniendo el control de las bajas que emite el médico del sistema público de salud desde el primer día de la baja y accediendo a la información clínica del trabajador/a, con el fin de poder hacer propuestas de alta y seguimiento del proceso de incapacidad temporal.

Durante los primeros años de crisis hubo un descenso en la incidencia de la incapacidad temporal tanto común como profesional (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales), generando en consecuencia un descenso en la declaración de las bajas. Así, durante unos años la tendencia de la siniestralidad laboral y las bajas comunes ha estado en descenso, hasta el 2014, en el que ha comenzado un repunte de la declaración añadido al aumento de la afiliación a la Seguridad Social, teniendo una evolución in crescendo desde ese momento hasta la actualidad, llegando en el caso de la siniestralidad laboral a niveles de hace muchísimos años.

Este comportamiento de los datos, desde CCOO, lo situamos en un contexto de miedo y crisis económica que ha acentuado dos fenómenos y comportamientos que explican el descenso de los datos del 2012 al 2014:

  • El subregistro e infradeclaración de daños laborales por parte de quien tiene la obligación de notificar (mutuas y empresarios).
  • El presentismo y miedo a ejercer el derecho a ir al médico o aceptar una baja por miedo a perder el trabajo (por parte de los trabajadores/as).

El último año, cuando se habla de un repunte del mal llamado absentismo, está ligado también -una parte muy importante- al aumento de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que, aunque todavía haya una amplia mayoría que no se registra, ha aumentado en un 6,45% en el caso de los accidentes de trabajo con baja en Cataluña, en relación al mismo periodo de año anterior (Fuente: Observatorio de empresa y empleo, informe 09/28/2015).

En todo este escenario, desde CCOO lamentamos profundamente que, de manera predominante, las organizaciones patronales hablen de cómo penalizar aún más a las personas, y en ningún caso se plantee ninguna acción en torno a las causas del absentismo, a fin de encontrar las alternativas y propuestas de intervención. De ahí que recientemente se ha presentado un informe donde sitúan como conclusión y medidas para evitar ausencias laborales lo siguiente: modificar la normativa, dotar a las mutuas de más control sobre las bajas, suprimir la obligación de pagar a cargo empresa del cuarto al decimoquinto día de la baja laboral y aumentar el control empresarial.

Desde CCOO reivindicamos que detrás del aumento de las ausencias laborales (justificadas y las bajas médicas en particular) hay un origen en las condiciones de trabajo. No sólo ha habido recorte de salarios y derechos, sino un empeoramiento de condiciones de trabajo, precarizando las relaciones laborales y frenando la actuación preventiva en las empresas, generando así una mayor exposición a riesgos laborales y a daños derivados del trabajo.

Consideramos que si queremos intervenir debe hacerse sobre las causas, sobre el origen y, por tanto, emplazamos a las empresas a que:

  • Elaboren un diagnóstico de los motivos y causas de lo que llaman absentismo, para identificar cada supuesto y poder buscar las mejores alternativas; este proceso debe hacerse con consulta, participación y consenso de la representación legal en la empresa.
  • Identifiquen las causas y elaboren programas de mejora de condiciones de trabajo.
  • Se realicen programas de retorno al trabajo en las empresas para favorecer la reincorporación, adaptando transitoriamente las condiciones de trabajo para las personas que se incorporan después de una baja médica.

También emplazamos a la administración a que:

  • Mejore las prestaciones sanitarias y ampliación de los recursos para dar más y mejor servicio para la recuperación de la salud del conjunto de las personas.
  • Controle, con criterios de garantizar derechos, la función de las mutuas de accidentes de trabajo para la declaración de las contingencias profesionales, así como garantizar que en el desarrollo de la función de seguimiento y control de la incapacidad temporal no atenten contra los derechos individuales de las personas que están enfermas.
  • Evalúe el impacto de las modificaciones legales y normativas realizadas en materia de control y competencias de las mutuas sobre la incapacidad temporal, como medida para reducir su incidencia y valorar su eficacia, y si no ha sido eficaz, que se eliminen las competencias de control de la incapacidad temporal común a las mutuas.
  • Se oriente y promocione la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo en las empresas como mejor y más efectiva forma de reducir las ausencias laborales justificadas.

Fuente: CCOO de Catalunya

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario