Año y medio de cárcel para un empresario acusado de homicidio imprudente por un accidente mortal

Año y medio de cárcel para un empresario acusado de homicidio imprudente por un accidente mortal

La Fiscalía le acusó de "incumplir de manera absoluta las obligaciones derivadas de su cargo, en especial las asumidas en materia de prevención de riesgos laborales"
25 Noviembre 2016

El juzgado de lo penal numero 3 de Gijón ha condenado a año y medio de cárcel y al pago de 190.000 euros en indemnizaciones al empresario de origen británico al que se responsabiliza del accidente laboral que tuvo lugar en enero de 2014 en la explanada de Aboño del puerto de Gijón en el que falleció un joven de 26 años natural de La Felguera.

El propio empresario aceptó la pena después de reconocer los hechos. La Fiscalía pedía en un primer momento la imposición de dos años de cárcel. Sin embargo la decisión del imputado de consignar 190.000 euros en la cuenta del juzgado para afrontar la responsabilidad civil hizo que el fiscal aceptara rebajar la condena.

El representante del Ministerio Público encargado del caso aseguraba en el escrito de conclusiones ahora aceptado por el reo que el día de autos el empresario "ordenó a su trabajador la utilización de equipos peligrosos, asumiendo la realización de trabajos con equipos ajenos al control de la propia empresa y sin haber realizado comprobaciones previas y periódicas de los mismos". En el momento del suceso la víctima -que se encontraba en la explanada de carbones de Aboño-, desempeñaba la categoría profesional de palista y jefe de planta. "Cuando iba a limpiar los viales y la báscula siguiendo las instrucciones de su jefe pidió prestada a otra empresa una cisterna remolcada por un tractor. Cuando se disponía a rellenar de agua la cisterna la compuerta de ésta y sus pernos reventaron y salieron disparados, golpeando al trabajador y causándole la muerte", argumentó la Fiscalía en su escrito de conclusiones. La Guardia Civil de Gijón apuntó desde un primer momento que la tapa de la cuba -que fue localizada a más de 25 metros de distancia-, le había dado al trabajador en la cabeza.

El Ministerio Público mantuvo que el accidente se produjo "como consecuencia de un exceso de presión en el interior de la cuba por el llenado incorrecto de la misma". La Fiscalía culpa de esta negligencia al dueño de la empresa para la que trabajaba el fallecido, al que acusa de "incumplir de manera absoluta las obligaciones derivadas de su cargo, en especial las asumidas en materia de prevención de riesgos laborales". La Fiscalía insiste en que fue el acusado "quien dio la orden al trabajador de limpiar los viales y la explanada de carbones sin comprobar personalmente o a través de una empresa el equipo de trabajo causante del accidente antes de que fuera utilizado". El ahora imputado "tampoco formó ni informó al trabajador fallecido sobre el manejo de la máquina antes de que la utilizara".

El joven fallecido era natural de La Felguera. En el momento del suceso llevaba sólo unos meses trabajando para la empresa británica que le había contratado.

Fuente: La Nueva España

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario