Adiós, Don Limpio, adiós: la nanotecnología amenaza de muerte a los productos de limpieza

Adiós, Don Limpio, adiós: la nanotecnología amenaza de muerte a los productos de limpieza

Los nuevos materiales "inensuciables" pueden limitar mucho el mercado de los productos de limpieza
21 Febrero 2015

Pinturas de automóvil, a las que no hay partículas de suciedad que se adhiera, fachadas de las que las pinturas de graffiti resbalan, y zapatos que se mantienen limpios en caminos fangosos - el "fluoropore" un nuevo materia pueden hacer que todo esto sea posible. Tanto las gotas de agua como las de aceite resbalan sobre esta nueva clase de polímeros súper repelentes altamente fluorados. El Ministerio Federal  alemán de Educación e Investigación (BMBF) ha decidido financiar su desarrollo con 2,85 millones de euros. La investigación fundamental en esta área tiene como objetivo, entre otros, a hacer uso de este nuevo tipo de material para revestimientos protectores universales.

El fenómeno se conoce a partir de lasplantas de loto, así como de las hojas de col: las gotitas de agua simplemente resbalan sobre ellas. Durante algún tiempo, este clásico "efecto loto" se ha utilizado para producir superficies rugosas con propiedades químicas especiales.

"Sin embargo, este truco no funciona para los aceites - la planta de loto repele el agua, pero no el aceite", declaró el Dr.-Ing. Bastian Rapp del Instituto KIT de Microestructura Tecnología (IMT). "Las superficies repelentes del aceite han de tener otra estructura química, para ello se requieren polímeros fluorados ", explica el científico.

Los fluoropolímeros son plásticos de alto rendimiento con una alta resistencia al calor y gran estabilidad química. El teflón, un material de recubrimiento antiadherente conocido por su uso en las sartenes, pertenece a esta categoría de sustancias. "Al combinar las propiedades químicas de los polímeros fluorados con la rugosidad de la planta de loto, se obtienen superficies que repelen tanto el agua como las gotitas de aceite", dice Rapp.

Él ya ha tenido éxito en la producción de este tipo de superficies super repelentes con el efecto loto 2.0 en el laboratorio. En la práctica, sin embargo, resultó tener una estabilidad insuficiente. Un gran problema es la sensibilidad a la abrasión.

Por lo tanto, Rapp trabaja en el desarrollo de una nueva clase de polímeros fluorados, a la cual  el agua y el aceite no se peguen y que sean mucho más robustos en su aplicación práctica, los llamados "fluopore".

Con los "fluoropore", pueden producirse revestimientos protectores universales contra cualquier tipo de tinción. Un ejemplo es los cristales de las ventanas del coche para evitar que el agua de condensación se congele en invierno. Otros ejemplos son las pantallas de poro fino, cuya química y estructura para permitir la separación de mezclas de aceite / agua utilizados como lubricantes de refrigeración en la industria (taladrinas).

Fuente: Nanowerk

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario