Además de provocar sordera, el ruido de los aviones vuelve barrigudo

Además de provocar sordera, el ruido de los aviones vuelve barrigudo

Según un nuevo estudio realizado por el Departamento de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska en Estocolmo
7 Junio 2014

Según  un nuevo estudio realizado por el Departamento de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska en Estocolmo, las personas que viven en las proximidades de aeropuerto de Arlanda en Estocolmo aumentaron más su circunferencia abdominal que las que estaban menos expuestas al rugido del despegue y el aterrizaje de los aviones.

La conexión fue especialmente fuerte para las personas que no se mudaron en toda  la década que duró el estudio y para aquellos que también experimentaron estrés en sus puestos de trabajo. También se encontró por primera vez una conexión entre la exposición a largo plazo al ruido del tráfico aéreo y el índice de masa corporal (IMC), así como con la diabetes tipo 2.

Los resultados indican que la exposición al ruido puede tener un mayor impacto en la salud de lo que se creía. El aumento de la circunferencia abdominal es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2.

El estudio abarcó a 5.000 hombres y mujeres de los cinco municipios del área metropolitana de Estocolmo. Fue publicado en la revista Environmental Health Perspectives.

A los participantes se les efectuó un seguimiento durante ocho a diez años, respondiendo cuestionarios periódicamente y sometiéndoles a exámenes clínicos.

Los niveles de ruido de las aeronaves se calcularon a partir de las ubicaciones de las viviendas s de los participantes y de los datos del radar del tráfico aéreo del aeropuerto de Arlanda.

" El resultado muestra que las cinturas de las personas que han sido víctimas del ruido de las aeronaves en el período del estudio han aumentado más que los que no estuvieron expuestos ", dice el profesor Charlotta Eriksson en el Instituto Karolinska . El aumento fue de 1,5 cm más por cada aumento de 5 decibelios en el ruido de los aviones.

La tendencia hacia los vientres más grandes fue aún más evidente entre las personas que también experimentaron fuertes dosis de estrés en el trabajo.Estudios anteriores han relacionado varios tipos de estrés , con el riesgo de tener sobrepeso u obesidad.

A pesar de una mayor incidencia de diabetes tipo 2 , la muestra de casos entre las personas sometidas a ruido de los aviones todos los días fue demasiado pequeña para extraer conclusiones claras .

Fuente: Sciencenordic y The Local

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario