28 de abril - Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

28 de abril - Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

La seguridad y la salud en el uso de productos químicos en el trabajo
6 Marzo 2014

El tema del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo para 2014 es « La seguridad y la salud en el uso de productos químicos en el trabajo ». Los productos químicos son esenciales para la vida moderna, y continuarán siendo producidos y utilizados en los centros de trabajo. Coordinando esfuerzos, los gobiernos, empleadores, y trabajadores, y sus organizaciones, pueden lograr la gestión racional de los productos químicos para obtener un balance adecuado entre los beneficios de su uso y las medidas de prevención y control de los posibles impactos adversos en los trabajadores, los centros de trabajo, las comunidades y el medio ambiente.

La producción y el uso de productos químicos en los lugares de trabajo de todo el mundo presentan uno de los desafíos más significativos para los programas de protección en el lugar de trabajo. Los productos químicos son esenciales para la vida, y sus beneficios son generalizados y altamente reconocidos. Desde los pesticidas que mejoran la cantidad y la calidad de la producción de alimentos, hasta los fármacos que curan las enfermedades y los productos de limpieza que ayudan a establecer condiciones de vida higiénicas, los productos químicos son indispensables para tener una vida saludable y gozar de la comodidad moderna. Los productos químicos son también una parte considerable de muchos procesos industriales para desarrollar productos que son importantes para los estándares mundiales de vida. Sin embargo, el control de las exposiciones a estos químicos en el lugar de trabajo, así como la limitación de las emisiones al medio ambiente, son tareas que los gobiernos, empleadores y trabajadores continúan esforzándose en abordar.

Lo que crea el dilema son los riesgos asociados con la exposición a estos productos químicos. Los productos químicos presentan un amplio rango de efectos potencialmente adversos, desde los riesgos para la salud tal como la carcinogenicidad, y los riesgos físicos como la inflamabilidad, hasta los riesgos ambientales, tales como la contaminación generalizada y la toxicidad en la vida acuática. Muchos incendios, explosiones y otros desastres resultan del control inadecuado de sus riesgos físicos.

A través del tiempo, la seguridad química ha sido una de las áreas que más se ha desarrollado en el campo de la seguridad y la salud en el trabajo. Sin embargo, aun cuando en los últimos años se haya logrado un avance importante respecto a la normativa y la gestión de los productos químicos; y los gobiernos, empleadores y trabajadores continúen haciendo esfuerzos para minimizar los efectos negativos del uso de sustancias peligrosas tanto a nivel nacional como internacional, el progreso es aún insuficiente. Los incidentes graves continúan sucediendo y existen todavía repercusiones negativas tanto en la salud de los seres humanos como en el medio ambiente. Los trabajadores que están directamente expuestos a las sustancias peligrosas, deben tener derecho a trabajar en un entorno seguro y saludable, y a estar debidamente informados, capacitados y protegidos.

Como cada año, la OIT elaboró un informe que llama a los gobiernos, los empleadores y los trabajadores y sus organizaciones a colaborar en el desarrollo y en la implementación de políticas y estrategias nacionales destinadas a la seguridad y la salud en el uso de productos químicos en el trabajo. La OIT reconoce que se requiere de la gestión racional de los productos químicos para obtener un balance adecuado entre los beneficios del uso de los productos químicos y las medidas de prevención y control de sus posibles impactos adversos en los trabajadores, los centros de trabajo, las comunidades y el medio ambiente. Este objetivo puede alcanzarse con acciones concretas y los esfuerzos coordinados de los gobiernos, los empleadores, y los trabajadores, y sus organizaciones.

Este informe de la celebración del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2014 examina la situación actual en lo que concierne al uso de productos químicos y su impacto en los lugares de trabajo y el medio ambiente, incluyendo diversos esfuerzos nacionales, regionales e internacionales para tratarlos. El informe también presenta los elementos para el establecimiento de programas a nivel nacional y empresarial que contribuyen a garantizar la gestión racional de los productos químicos en el trabajo.

Los productos químicos son esenciales para la vida moderna, y continuarán siendo producidos y utilizados en los centros de trabajo. Coordinando esfuerzos, los gobiernos, empleadores, y trabajadores, y sus organizaciones, pueden lograr la gestión racional de los productos químicos para obtener un balance adecuado entre los beneficios de su uso y las medidas de prevención y control de los posibles impactos adversos en los trabajadores, los centros de trabajo, las comunidades y el medio ambiente.

Es necesario obtener una respuesta mundial coherente al continuo avance científico y tecnológico, al crecimiento mundial de la producción de productos químicos y a los cambios en la organización del trabajo. Asimismo, es importante continuar desarrollando nuevas herramientas para hacer que la información sobre los riesgos químicos y las medidas de protección asociadas se puedan conseguir fácilmente; además se debe organizar y utilizar dicha información para estructurar un enfoque sistemático para la seguridad y la salud en el uso de productos químicos en el trabajo.

Fuente: OIT

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario