El glifosato recibe el visto bueno de no cancerígeno por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA)

El glifosato recibe el visto bueno de no cancerígeno por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA)

La Comisión Europea tiene ahora vía libre para prolongar durante años la licencia del herbicida más criticado
11 Abril 2017

El glifosato ha recibido la luz verde de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés), al considerar a este producto que patentó en su momento Monsanto y ahora es de libre fabricación como no cancerígeno. La Comisión Europea estaba esperando a la decisión que tomara la ECHA para autorizar o prohibir su venta en los países miembros.

El ejecutivo de la UE no había conseguido suficiente mayoría en el seno de su comité científico para renovar la licencia de este herbicida que expira este verano, ya que Francia, país que ha tomado medidas muy coercitivas para la venta al público del glifosato, había encabezado la oposición, junto a Malta. Otros países, Alemania, Italia, Portugal, Austria, Luxemburgo, Grecia y Buolgaria, se abstuvieron en la votación que hubo a finales de junio del año pasado. En España, tanto el gobierno como la patronal agraria y algunos sindicatos, son partidarios de que no se prohíba.

La opinión favorable de la ECHA se ha tomado tras alcanzarse un consenso dentro del comité de evaluación de riesgos de la institución, una vez analizados diversos informes científicos sobre la incidencia del herbicida en humanos y animales. La medida del riesgo de la ECHA es criticada por los que se oponen al glifosato debido a que no toma en cuenta claramente los criterios de la exposición al herbicida.

Una vez que la Comisión reciba las conclusiones finales, deberá tomar una decisión sobre la autorización del popular pesticida, que es muy conocido por su marca comercial ‘Roundup’. Los movimientos ecologistas europeos dan especial importancia a esta batalla. El comité de riesgos de la ECHA sí mantiene la actual calificación de producto tóxico para este herbicida en lo que atañe al habitat acuático con efectos de larga duración, y a su carácter dañino en contacto con los ojos. La conclusión de los científicos del comité de riesgos de ECHA es que no hay justificación sobre la base de la actual regulación para clasificar al glifosato como  carcinógeno o mutágeno o con características de toxicidad reproductiva.

Adjuntamos enlace a la nota de la ECHA sobre este asunto, en la que se aporta una amplia bibliografía.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario