El calentamiento global comienza a ser catastrófico para las especies

El calentamiento global comienza a ser catastrófico para las especies

Ya amenaza a la mitad de los mamíferos terrestres y a una cuarta parte de los pájaros, según un estudio de la universidad de Queensland
9 Abril 2017

El calentamiento global comienza a ser catastrófico: afecta ya a casi la mitad de los mamíferos terrestres y a una cuarta parte de los pájaros en peligro, una dimensión mucho mayor de lo que creía hasta ahora, ha descubierto un estudio de la Universidad de Queensland.

Los primates y los elefantes figuran entre los mamíferos terrestres más amenazados, particularmente porque no se reproducen deprisa y se adaptan lentamente a los cambios medioambientales rápidos, destaca también el estudio, publicado en la revista Nature Climate Change.

Según este estudio, los daños ya son apreciables para un gran número de especies. El impacto del cambio climático sobre los mamíferos y los animales está subestimado en la actualidad, afirman los investigadores, que para llegar a esta conclusión han analizado datos extraídos de 136 estudios previos sobre 120 especies de mamíferos y 569 especies de pájaros.

Los científicos han estudiado particularmente las curvas demográficas, tasas de reproducción, zonas geográficas, evoluciones climáticas, aplicando a continuación estos datos a las especies amenazadas según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Con esta comparativa, han establecido un modelo de especies víctimas directas en la actualidad del calentamiento global.

Lo más alarmante es que el estudio se apoya en datos anteriores a septiembre de 2015, y que las informaciones relativas al cambio climático se han acumulado desde entonces, por lo que en cierta medida el estudio se queda corto respecto a las amenazas detectadas.

Hay que tener en cuenta al respecto que 2016 ha sido el año más cálido registrado en la Tierra desde que se tienen registros (1880), y que superó los récords de calor de los dos años anteriores, según informa la Agencia norteamericana NOAA.

El año pasado, según esta agencia, la temperatura en la superficie terrestre y de los océanos fue de 0,94 grados Celsius superior a la media del siglo XX (que fue de 13,9ºC), superando el precedente récord de 2015, que fue de 0,04ºC. Ninguno de estos datos figuran incorporados en el estudio.

Sobre las 873 especies de mamíferos amenazados según UICN, 414 (el 47%) responden negativamente a los procesos climáticos, mientras que para los pájaros la proporción es del 23,4%, que representan a 298 especies, concluye el estudio.

Los investigadores señalan que los esfuerzos de investigación y de conservación de las especies deberían centrarse más en los impactos que ya están ocurriendo merced al calentamiento climático, y no sólo en previsiones sobre lo que puede ocurrir a las especies.

El cambio climático no es una amenaza futura para las especies, destaca uno de los autores del estudio, James Watson, de la Wildlife Conservation Society. Por lo tanto, debe actuarse desde ya para detener la extinción de las especies, añade.

Los trastornos derivados del cambio climático pueden afectar a los animales limitando su acceso al agua o al alimento, extendiendo las enfermedades o reduciendo sus respectivos hábitats, destaca el estudio.

Además de elefantes y monos, los riesgos son también evidentes para los marsupiales, muchos de los cuales viven en regiones tropicales que se han vuelto más inestables debido al calentamiento global.

Entre los pájaros amenazados, muchos viven en medios acuáticos, entornos que son muy vulnerables a los cambios de temperatura, destacan los investigadores.

Sin embargo, los roedores, dado que pueden protegerse bajo el suelo y protegerse de condiciones extremas, están menos expuestos a los cambios del entorno, añaden.

Aunque a finales de 2015, un total de 195 naciones adoptaron el Acuerdo de París para impedir que el calentamiento global sobrepasase los 2ºC de aumento respecto a las temperaturas de la Revolución Industrial, este límite se considera todavía peligroso entre otras cosas para la biodiversidad, así como insuficientes los compromisos nacionales que pretenden alcanzar este objetivo.

Fuente: Tendencias21

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario