Dos años y medio de cárcel para un empresario por un accidente laboral

Dos años y medio de cárcel para un empresario por un accidente laboral

Carmen murió en febrero de 2011 recogiendo naranjas amargas en Triana. No tenía contrato ni seguridad social ni medidas de seguridad
13 Marzo 2017

El día 6 de julio de 2015 publicamos una noticia en la que se daba cuenta de que un juzgado de Sevilla había fijado para enero de 2016 el juicio contra un empresario acusado por los hechos acaecidos el día 10 de febrero de 2011, cuando una trabajadora falleció y otro operario resultó herido mientras se encontraban realizando la recogida de las naranjas de los árboles. La mujer herida quedó en estado muy grave a causa del traumatismo que le produjo la caída desde una de las escaleras utilizadas en la recogida de naranjas, falleciendo transcurridas varias semanas de los hechos en el centro hospitalario donde se encontraba ingresada.

A Carmen Machuca, una mujer a la que contrató de palabra, en la calle, para que recogiera naranjas en Triana y Los Remedios. no le proporcionó nada más que una escalera, un chaleco de tela y sacos. Ninguna medida de seguridad. Así que Carmen se cayó de espaldas, se quedó inconsciente con la base del cráneo rota y estuvo tres meses en el hospital hasta que murió. Estaba cobrando un euro por cada saco de naranjas que llenaba.

La Fiscalía pedía tres años y seis meses de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores en concurso con otros de lesiones y de homicidio por imprudencia. De su lado, la acusación popular, ejercida por CCOO, pedía para el imputado ocho años y medio de cárcel.

Celebrado el juicio, la sentencia establece que el empresario tendrá que ir a la cárcel, pues ha sido condenado a dos años y medio de prisión por los delitos de homicidio imprudente, contra los derechos de los trabajadores y lesiones, si la Audiencia confirma la sentencia, que es recurrible.

Pedro Ruiz no tenía licencia del Ayuntamiento de Sevilla cuando ocurrió el accidente laboral, pero seguía haciendo el trabajo y el Ayuntamiento lo supervisaba. Por eso el consistorio ha sido declarado responsable civil subsidiario y tendrá que indemnizar con casi 175.000 euros a las hijas de Carmen si el empresario no tiene dinero.

Fuente: Cadenaser

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario