Nanomateriales: se detectan efectos fibrosantes sobre los pulmones

Nanomateriales: se detectan efectos fibrosantes sobre los pulmones

Un estudio francés da la alarma
28 Febrero 2017

En un estudio con ratones expuestos a dosis repetidas de nanopartículas encontradas en el lugar de trabajo, el Instituto Nacional de Investigación en Salud e Investigación Médica de Francia (INSERM) ha detectado la aparición de fibrosis pulmonar. "Por primera vez, nuestro estudio demuestra que la exposición repetida a nanopartículas a dosis encontradas en el lugar de trabajo es potencialmente peligroso para los pulmones", dice Sophie Lanone, investigadora del Inserm.

Con su equipo, que dirigió el estudio experimental de la exposición de ratones a dosis de nanopartículas metálicas representativas de lo inhalado por soldadores profesionales o superiores, similares a los que respiran los operadores en plantas de fabricación. El resultado es claro. El equipo observó que el tejido de pulmón que rodea a los bronquiolos del primer grupo de ratones fue casi dos veces tan grueso que en el grupo de control. Entre los sujetos expuestos a dosis más altas, el engrosamiento fue cuatro veces mayor que en los ratones de control, y también afectó a los tejidos que rodean los vasos sanguíneos y los alvéolos. Los investigadores también observaron una inflamación del tejido de soporte entre las paredes celulares.

Hace dos años, los científicos ya habían descubierto nanopartículas de óxidos metálicos en los pulmones de los soldadores profesionales en áreas que mostraron signos de inflamación y daño pulmonar. La idea era determinar la responsabilidad de las nanopartículas. Esto se hace ahora.

Por contacto, inhalación o ingestión, las nanopartículas penetran en el cuerpo, debajo de la piel y en los pulmones y atraviesan las barreras fisiológicas de la piel o alveolo-capilares (aislamiento de los alvéolos pulmonares de los vasos sanguíneos). Estas partículas se miden en nanómetros, o millonésimas de metro, o 50.000 veces menor que el espesor de un cabello. Invisible como el amianto ... Tal vez tan peligroso como temido por los expertos, que temen una nueva bomba de tiempo, con décadas de apariciones repentinas de cáncer después de la exposición. Están presentes en muchos de los productos de uso diario (alimentos elaborados a partir de compuestos químicos tales como productos de confitería, pasta de dientes, crema solar, textiles, neumáticos, combustible, baterías, electrodomésticos, cemento, pinturas, aislamiento ...). La población general está expuesta, pero los que producen nanomateriales lo están especialmente y los expertos temen una nueva bomba de relojería con apariciones de casos de cáncer décadas después de la exposición.

En Francia las empresas que utilizan nanopartículas están oblifgadas a inscribirse en un registro oficial que gestiona la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria (Anses). Su último informe, publicado por el Ministerio de Medio Ambiente el 2 de noviembre, es preocupante. Se indica que 2603 empresas afirman utilizar nanopartículas en Francia, un 9% más que en 2015 y un tercio más que en 2014. El total de las sustancias manipuladas es de 475 766 toneladas, casi el 13% más que en el año 2015.

Las nanopartículas están en todas partes y, en 2020, los analistas estiman que 6 millones de trabajadores estarán expuestos en su lugar de trabajo. Esto es lo que asusta a los expertos, dada la amenaza del uso generalizado de estos materiales y lo que sabemos sobre sus efectos sobre la salud.

Aunque la declaración obligatoria registra el uso de nanopartículas, no limita el uso. Y sólo algunas están clasificadas como "posiblemente cancerígenos para los humanos" por parte de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), tales como dióxido de titanio, que se encuentra en las pinturas y protectores solares.

Para las exposiciones ocupacionales, ANSES había recomendado en 2008 para hacer la realización de evaluaciones específicas de riesgos. Hoy en día, el Inserm cree que este nuevo estudio aboga por la rápida aplicación de límites de exposición para las nanopartículas.

Adjuntamos acceso al artículo original.

Fuente: Santé-et-Travail

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario