La Comisión Europea intensifica sus acciones contra los agentes cancerígenos

La Comisión Europea intensifica sus acciones contra los agentes cancerígenos

Ha presentado una nueva propuesta de modificación de la directiva que incluye valores límite obligatorios para varias nuevas sustancias y anuncia una nueva propuesta similar para 2018
6 Marzo 2017

El pasado 3 de febrero informábamos de que la Comisión Europea había hecho público su nuevo plan para mejorar la salud laboral entre cuyas medidas se incluían acciones para mejorar la protección frente a los agentes cancerígenos de los trabajadores expuestos a los mismos. Veamos los detalles.

Según la Comisión Europea, se calcula que en la UE entre 91.500 y 150.500 personas fueron diagnosticadas como nuevos casos de cáncer en 2012 debido a su anterior exposición a carcinógenos en el trabajo. Entre 57.700 y 106.500 personas murieron en 2012 como consecuencia de un cáncer profesional, lo que hace del cáncer la primera causa de mortalidad laboral en la UE.

Es imposible en la práctica cuantificar el valor de la vida humana y la pérdida de calidad de vida. Los costes directos de los cánceres profesionales en términos de asistencia sanitaria y pérdidas de productividad ascienden como mínimo a entre 4.000 y 7.000 millones euros al año. Los costes indirectos podrían llegar a ser de unos 334.000 (entre 242.000 y 440.000) millones de euros al año.

Por ello la Comisión presentó en mayo de 2016 una propuesta de modificación de la directiva 2004/37/EC que incluía valores límite ambientales para el polvo de maderas duras, los compuestos de cromo VI que sean cancerígenos, las fibras cerámicas refractarias, el polvo de sílice cristalina, el benceno, el cloruro de vinilo monómero y el óxido de etileno (adjuntamos el texto completo de la propuesta).

Ahora la Comisión ha presentado una nueva propuesta de modificación de la directiva cancerígenos (que también adjuntamos) que incluye valores límite ambientales para el tricloroetileno, la 4,4’ metilendiamina, la epiclorhidrina, el dibromuro de etileno y el dicloruro de etileno. Además añade la notación “posible absorción dérmica” para ocho sustancias.

Por si ello fuera poco, la Comisión ha anunciado que está previsto seguir modificando la Directiva sobre agentes carcinógenos y mutágenos en relación con sustancias como el formaldehído, el berilio, el cadmio, los compuestos de cromo VI y los compuestos de níquel. Ya se ha empezado a trabajar en una nueva propuesta de la Comisión, prevista para comienzos de 2018.

Al mismo tiempo, informó la Comisión, seguirá mejorándose la eficacia y la efectividad de la Directiva sobre agentes químicos, revisando la legislación en vigor o estableciendo nuevos valores límite de exposición profesional (indicativos) y valores límite biológicos en 2017 y 2018.

Fuente: Comisión Europea

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario