Cómo convencer al jefe para que nos deje trabajar a distancia

Cómo convencer al jefe para que nos deje trabajar a distancia

Los argumentos deben centrarse en aquello que realmente preocupa a la empresa y, por tanto, al jefe, respecto al trabajo a distancia.
17 Febrero 2017

Las personas más tradicionales son difíciles de convencer. Independientemente del tema de debate, hay gente que se aferra a sus creencias a pesar de los avances que haya en el mundo exterior. En relación al trabajo en remoto hay, sin duda, divisiones ideológicas al respecto.

En los últimos años, algunas empresas se han posicionado públicamente en contra del trabajo a distancia. Otras empresas, no solo se posicionan a favor de trabajar en remoto, sino que dan a sus trabajadores todas las facilidades a nuestro alcance.

No hay que olvidar que, aunque los jóvenes siguen aceptando trabajar en una oficina, algunos estudios sitúan el porcentaje de millennials que prefieren el teletrabajo por encima del 70%.

Si formas parte de esa enorme mayoría, enfrentarte a los más tradicionales, especialmente si es tu jefe, puede ser desalentador. Sin embargo, hay una forma de conseguir que alguien haga algo: lograr que quiera hacerlo.

En otras palabras, para conseguir que el jefe permita trabajar a distancia, los argumentos no deben centrarse en lo feliz que va a ser el trabajador sin tener que conducir hasta la oficina. Las explicaciones deben centrarse en aquello que realmente preocupa a la empresa y, por tanto, al jefe, respecto al trabajo a distancia.

La preocupación sobre la productividad es, naturalmente, una de las principales de todos los superiores. Puede sonar anticuado, pero muchas personas aún equiparan el trabajo a distancia con la pereza. Diversas investigaciones, sin embargo, indican exactamente lo contrario. Para apoyar el argumento, se pueden dar estos cuatro ejemplos:

Según los datos de Stanford Graduate School of Business, trabajar desde casa tuvo como resultado un incremento del 13 % en el desempeño y redujo la rotación de empleados y el abandono laboral en más del 50 %.

El estudio Work without Walls, de Microsoft, que encuestó a más de 3.500 empleados, concluyó definitivamente que "las empresas pueden ser más productivas implementando una política de trabajo a distancia".

Las políticas de trabajo a distancia de American Express y Aetna permitieron a los dos líderes de la industria ahorrar entre 10 y 15 millones de dólares y 78 millones de dólares, respectivamente, en gastos generales por año.

Un estudio de ConnectSolutions, que gestiona servicios en la nube para usuarios como Adobe Connect o Microsoft Lync, reveló un aumento de la productividad del 77 % con el trabajo a distancia.

Todas son cifras relevantes, pero es importante usarlas como argumentos sin discutir ni llegar al enfrentamiento. Lo importante es que estos argumentos respaldan el hecho de que el trabajo a distancia no solo no contribuye a reducir la productividad, sino que, por el contrario, ayuda a que mejore, y esto beneficia a todos, tanto a la empresa como a los empleados.

Fuente: RRHHpress

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario