Buenas prácticas para la prevención de los riesgos laborales de los trabajadores expuestos a condiciones climatológicas adversas

Buenas prácticas para la prevención de los riesgos laborales de los trabajadores expuestos a condiciones climatológicas adversas

¿Cómo pueden afectar las condiciones climatológicas a la salud de los trabajadores de la construcción? ¿Cómo afectan a las condiciones de trabajo? ¿Qué medidas preventivas se pueden adoptar para evitar consecuencias negativas? ¿Qué debe hacer el empresario? ¿Y los trabajadores?
11 Enero 2017

En el entorno laboral se produce la exposición de los trabajadores a diferentes tipos de riesgos. Entre ellos, las condiciones ambientales del trabajo conllevan la exposición a riesgos físicos asociados a las condiciones climáticas.

Se consideran fenómenos meteorológicos adversos los eventos atmosféricos capaces de producir, directa o indirectamente, daños a las personas o daños materiales de consideración. Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en un sentido menos restringido, también puede considerarse como tal cualquier fenómeno susceptible de alterar la actividad humana de forma significativa en un ámbito espacial determinado.

En el sector de la construcción y, en particular en obra civil, la exposición a condiciones climatológicas adquiere una gran relevancia, puesto que muchas de las tareas se realizan a la intemperie, lo que supone que los trabajadores estén expuestos durante una parte de la jornada laboral a condiciones muy variables y, en algunos casos, extremas, como frío o calor intenso, viento, lluvia, radiaciones solares, etc.

Existen numerosos daños que pueden derivarse de este tipo de fenómenos, desde caídas por resbalones, hasta aplastamientos, contactos eléctricos, quemaduras, insolaciones, etc., especialmente cuando se alcanzan valores extremos. Se trata de riesgos que deben tenerse en cuenta tanto en la evaluación de riesgos como en la planificación de las actividades preventivas de cada empresa que, si bien en la mayor parte de los casos no pueden evitarse, sí es posible tomar medidas preventivas para minimizar sus efectos y evitar daños a la salud de los trabajadores.

Teniendo en cuenta la cantidad de trabajos que se ejecutan a la intemperie en una obra de construcción, la diversidad de condiciones climáticas que existe a lo largo de la geografía española y la variedad de fenómenos meteorológicos que pueden producirse en el transcurso del año, así como su gran poder destructor y la magnitud de los daños que pueden llegar a producir, es imprescindible que aquellas obras en las que existe exposición a tales condiciones ambientales, consideren los fenómenos atmosféricos como factores de riesgo que deben incluirse dentro de sus programas de prevención de riesgos laborales.

La sociedad actual y el trabajo, como actividad social organizada, han experimentado una gran evolución, caracterizada por una mayor tecnificación y nuevas formas de organización que han favorecido la productividad de las empresas con un menor esfuerzo para los trabajadores, que disponen de mejores medios para facilitar sus tareas, haciéndolas más cómodas y con menores riesgos.

A pesar de esta evolución, los trabajadores (como la población en general) siguen siendo muy vulnerables a los fenómenos naturales, tal y como evidencian los resultados de una exposición incontrolada, cuyas consecuencias pueden llegar a ser muy graves e incluso mortales.

Esta vulnerabilidad y la imposibilidad de evitarlos, supone que las empresas de la construcción deban dirigir sus esfuerzos a desarrollar planes de acción frente a los fenómenos meteorológicos adversos, informándose adecuadamente de las previsiones de cada momento, de los efectos que pueden tener sobre el trabajo y sobre los trabajadores y planificando las medidas necesarias para mitigar sus consecuencias negativas.

Por todo ello, con la realización de este proyecto, se pretende:

■ Informar sobre los factores de riesgo asociados a las condiciones climatológicas.

■ Analizar la influencia de las mismas sobre las condiciones de trabajo y las actividades realizadas en las obras de construcción.

■ Analizar el impacto de las condiciones climatológicas sobre la salud de los trabajadores del sector

■ Aportar propuestas de medidas preventivas y pautas para:

   • Minimizar los efectos sobre la salud derivados de la exposición a condiciones climatológicas adversas.

   • Prevenir accidentes de trabajo.

   • Facilitar la detección precoz de enfermedades profesionales.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario