Detienen a un empresario agrícola por oponerse a una inspección de Trabajo

Detienen a un empresario agrícola por oponerse a una inspección de Trabajo

El arrestado, que tenía a tres inmigrantes sin contrato, alertó presuntamente a sus empleados para que huyesen de la finca
14 Diciembre 2016

La Policía Nacional refuerza la vigilancia sobre las condiciones laborales que se están ofreciendo en el campo. Un empresario agrícola de Lorca ha sido detenido en una operación -que ha contado con la colaboración de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social- por tener presuntamente en su finca trabajando sin contrato a tres mujeres en situación irregular.

Según explicaron fuentes del Cuerpo, el gerente trató de cerrar el paso, en un primer momento, a los inspectores que se presentaron en sus instalaciones y más tarde alertó a sus trabajadores de la vigilancia de la que iban a ser objeto. Los empleados, al recibir el aviso, saltaron al parecer la valla que rodeaba la finca para evitar ser descubiertos. El empresario ha sido detenido por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.

La inspección de esta explotación agrícola fue una de las tres que la Policía Nacional desplegó en el campo de Lorca recientemente. Los agentes decidieron extremar la vigilancia tras recibir una denuncia de uno de los jornaleros que aseguraba haber estado trabajando ilegalmente en la zona. Según refirió el empleado, tras sufrir un accidente laboral, el empresario no se hizo cargo de nada y lo puso en la calle.

A raíz de esta denuncia, la brigada local de Extranjería y Fronteras de Lorca se puso manos a la obra y sometió aleatoriamente tres explotaciones a vigilancia. Según explicó el cuerpo, la primera instalación fue la del empresario detenido. Los trabajadores fueron interceptados cuando abandonaban su puesto de trabajo, saltando la valla perimetral de cierre del centro de trabajo, al parecer, tras recibir el aviso del responsable de la empresa ante la llegada de los inspectores. El empresario fue detenido por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.

En una segunda explotación, en la que prestan sus servicios 140 trabajadores extranjeros, la Policía no encontró nada raro. Todos ellos contaban con permiso de residencia y contrato laboral. En una tercera inspección, en una empresa con solo siete trabajadores, según explicaron las fuentes, la Policía descubrió que todos ellos carecían de contrato laboral, por lo que también se han abierto diligencias en este caso.

Fuente: La Verdad

¿Qué opinas de este artículo? Afegeix un nou comentari a aquesta pàgina.

Añadir nuevo comentario