el Trabajo Q Viene

el Trabajo Q Viene

Viernes, 12 Octubre 2018

¿Estás buscando un ascenso? Los buenos resultados no son suficientes

Convertirse en gerente o lograr una dirección es la meta para muchos jóvenes que están ansiosos por crecer en sus posiciones, subir de nivel, ganar más o tener gente a su cargo… y mientras más rápido, ¡mejor!

Pero hay algo que muchas personas olvidan: lo que generalmente se requiere para el nuevo nivel, no son sólo los buenos resultados o el buen desempeño en el puesto actual, sino las competencias que se deben tener para dar el siguiente paso. 

Muchas personas obtienen una promoción porque han sido muy exitosas en lo que han hecho hasta ahora: quizá fueron técnicamente buenos o demostraron un gran compromiso, tal vez hicieron un trabajo en excelencia; pero eso no significa que ya estén listos para el siguiente nivel y al ser promovidos sentirán mucha frustración cuando se enfrenten a las nuevas responsabilidades sin estar completamente preparados. 

Mi recomendación es que sigas este proceso de seis sencillos pasos:

  1. Elige dos o tres competencias del siguiente nivel (aquel hacia el que busques crecer) y empieza a mostrarlas, a comportarte de esa manera, a demostrar que tu enfoque está en eso.
  2. Para ello, elige un “role model”, es decir, un ejemplo a seguir; de preferencia, alguien a quien admires, alguien que ya lo haya logrado y que sea afín a tu personalidad.
  3. Elige de esa persona las competencias que creas que te serán más fáciles de desarrollar o que te gusten más; es decir, párate sobre tus fortalezas y crece desde ahí. Vas a llegar más alto que si te enfocas en tus debilidades y luchas para corregirlas.
  4. Comienza a actuar como si ya tuvieras esas habilidades, trata de imitar el comportamiento de ese individuo que estás modelando. Trata de responder como esa persona responde, de comportarte cómo se comporta, de pensar cómo piensa, hasta que logres exhibir esas capacidades de forma natural.
  5. Nunca y por ningún motivo trates de pasar por encima de alguien, de quitarle a nadie o competir con alguien por una posición. Si entras en una guerra, todos van a perder. La única lucha es contra ti mismo, contra tu forma pasada de hacer las cosas. Ahora tienes que comportarte de una nueva manera y toda tu atención, así como tu concentración debe estar en eso.
  6. Prepárate para tener las calificaciones y las habilidades que se requieren. Estudia, lee, certifícate, entrevista a los que ya lograron, prepárate y aprovecha todas las oportunidades que se te presenten.

____

El currículum no te va a conseguir el trabajo de tus sueños

La analítica de datos promete revolucionar la contratación acercando a la empresa los perfiles que mejor se adapten a sus necesidades.

Los empleadores dedican el 60% de su tiempo a leer currículums, según un informe de la consultora SAP. La pretensión de condensar en uno o dos folios todas las habilidades profesionales y personales que te convierten en el candidato ideal para un determinado puesto de trabajo siempre ha sido bastante ingenua, pero no existen demasiadas alternativas reales.

Los procesos de selección que exigen superar determinadas pruebas y participar en varias entrevistas tampoco son tan eficientes como cabría esperar. El impacto que dejan las primeras impresiones puede llevar a los seleccionadores a caer en prejuicios y condiciona a la empresa a jugarse la elección de su futuro trabajador a una sola carta.

Hoy, se desarrollan herramientas capaces de poner a disposición de las empresas y de los candidatos la información que necesitan conocer de forma precisa para incrementar la eficiencia de los procesos de selección.

“La analítica de datos te da las claves para localizar el talento que necesita tu empresa, pero también te permite conocer mejor a la gente que ya trabaja en tu organización, descubrir tus puntos fuertes y débiles y compararte con la competencia”, explica Jeff Weiner, director ejecutivo de LinkedIn durante un evento en el que la plataforma presenta sus nuevas herramientas, alineadas con este tipo de soluciones.

Según un estudio de la agencia de personal Manpower, una de cada cuatro empresas españolas reconoce que no encuentra a los profesionales que demanda, en un país que cuenta con una tasa de desempleo del 17%. La falta de formación en competencias cada vez más específicas es sin duda el principal problema que explica este fenómeno, pero no el único. En ocasiones, empresa y candidato no son capaces de encontrarse y es necesario un mecanismo que ponga en contacto a estas compañías con los perfiles que necesitan.

____

Diez recomendaciones para ganarse la confianza de los jefes

El éxito de los profesionales depende mucho de la valoración que los jefes hacen de ellos. Una buena imagen facilita la vida en la empresa, acelera la carrera profesional y normalmente se ve recompensada con mejores oportunidades y mejores sueldos.

Para construir una imagen y crear una marca personal, lo primero que aconseja Martínez de Miguel es “convertirse en la persona que quieres ser y tratar de que el comportamiento sea coherente con lo que quieres parecer. Crear la imagen de que eres algo, sin serlo, suele tener un recorrido muy corto”.

Para ello cada día de trabajo es una oportunidad nueva para generar confianza, para cuidar tu imagen o para ensuciarla. Cada reunión, presentación, intervención con los jefes, cada trabajo en equipo es una nueva oportunidad.

Entra en la noticia para conocer las 10 recomendaciones que te sugerimos para ganarte la confianza de tus jefes.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario