Erradicar los riesgos en las prácticas deportivas; una escuela 100 % segura

Sabemos que de hecho el estudiante, al realizar sus actividades diarias dentro de una escuela, está expuesto a sufrir un accidente o una serie de enfermedades profesionales que van desde la caída de un cajón de archivero en el pie, hasta una dermatosis por exposición a bajas temperaturas y ello conlleva a días perdidos es el total de días en los que el accidentado queda incapacitado para el trabajo y es, por consiguiente, un accidente con incapacidad temporal la mayor parte de los accidentes incluye actos y condiciones inseguros, am¬bos generalmente resultan de fallas humanas. Sin embargo, existen otras cau¬sas que involucran el agente del accidente, el factor personal de inseguridad, el joven que además practica algún deporte y no se encuentra provisto de los conocimientos y la supervisión pertinente se encuentra aun más expuesto, esta es la razón fundamental de la presente investigación misma que realizara un diagnostico y las medidas para erradicar los riesgos en las prácticas deportivas.
Palabras Clave: 
seguridad, diagnóstico
TAGS:
Autor principal: 
MANUEL ANTONIO
ROSAS GRANADOS
Coautores: 
MARIA ELENA
DIAZ HERNANDEZ
ROSA ALMA
GUERRERO OROZCO

silviaFoto Infantil Davidþÿ

Deportivas. Una escuela 100% segura.

Rosas Granados, Manuel Antonio

Instituto Politécnico Nacional

Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos “Cuauhtémoc” Calzada Ermita Iztapalapa #3241 Col. Santa María Aztahuacan. CP. 09500, Distrito Federal. México

+56 24 20 00 ext. 72008 / mrosas13@hotmail.com

Díaz Hernández, María Elena

Instituto Politécnico Nacional

Calzada Ermita Iztapalapa #3241 Col. Santa María Aztahuacan. CP. 09500, Distrito Federal. México

+56 24 20 00 ext. 72008 / mrosas13@hotmail.com

Guerrero Orozco, Rosa Alma

Instituto Politécnico Nacional

Calzada Ermita Iztapalapa #3241 Col. Santa María Aztahuacan. CP. 09500, Distrito Federal. México

+56 24 20 00 ext. 72008 / animaguerrero@yahoo.com.mx

ABSTRACT

Sabemos que de hecho el estudiante, al realizar sus actividades diarias dentro de una escuela, está expuesto a sufrir un accidente o una serie de enfermedades profesionales que van desde la caída de un cajón de archivero en el pie, hasta una dermatosis por exposición a bajas temperaturas y ello conlleva a días perdidos es el total de días en los que el accidentado queda incapacitado para el trabajo y es, por consiguiente, un accidente con incapacidad temporal la mayor parte de los accidentes incluye actos y condiciones inseguros, ambos generalmente resultan de fallas humanas. Sin embargo, existen otras causas que involucran el agente del accidente, el factor personal de inseguridad, el joven que además practica algún deporte y no se encuentra provisto de los conocimientos y la supervisión pertinente se encuentra aún más expuesto, esta es la razón fundamental de la presente investigación misma que realizara un diagnóstico y las medidas para erradicar los riesgos en las prácticas deportivas.

Palabras claves: Accidentes, deportistas, riesgos, prevención.

INTRODUCCIÓN

Las lesiones deportivas son eventos que ocurren durante la práctica de un deporte o durante el ejercicio físico. Algunas ocurren accidentalmente, otras pueden ser el resultado de malas prácticas de entrenamiento o del uso inadecuado del equipo de entrenamiento. Incluso, algunas personas se lastiman cuando no están en buena condición física. En ciertos casos, las lesiones se deben también a la falta de pericia para manejar algunos aparatos o a la falta de una supervisión adecuada de personal capacitado. Las lesiones deportivas más comunes son:

  • Esguinces o torceduras de ligamentos y desgarros de músculos y tendones
  • Lesiones en la rodilla
  • Hinchazón muscular
  • Lesiones en el tendón de Aquiles
  • Dolor a lo largo del hueso de la canilla (tibia)
  • Fracturas
  • Dislocaciones.

Es importante hacer énfasis en la importancia de contar no sólo con entrenadores capacitados sino con personal médico preparado para brindar los primeros auxilios.

El impacto de una lesión en un estudiante-deportista no sólo es físico y psicológico sino académico ya que el desempeño en ésta área se ve mermado por lo que es importante contar con un protocolo que disminuya los riesgos.

Obviamente éste es un trabajo que se debe llevar a cabo en forma interdisciplinaria, tanto el Entrenador, el Preparador Físico, el Médico y el Psicólogo deportivo, deben trabajar en forma conjunta tanto en la prevención como en la recuperación de los deportistas. Parte esencial de este proyecto son las autoridades de esta Unidad Académica.

Cualquier persona que practica deporte tiene un riesgo inherente de lesionarse, una meta es encontrar un balance entre mantener la competitividad del deporte y ofrecer una seguridad física del atleta participante.

La matrícula del CECyT (Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos) “Cuauhtémoc” es de 3920 alumnos. De estos, 264 se encuentran inscritos en alguna de las opciones deportivas que ofrece esta Unidad Académica: Baloncesto, Beisbol, Fútbol americano, Fútbol asociación, Fútbol rápido, Lucha olímpica, Natación, Tae Kwon Do y Voleibol.

Es importante mencionar que las edades de los alumnos oscilan entre 14 y 18 años, de aquí la importancia de la prevención ya que los adolescentes tienen necesidades especiales, sus cuerpos están creciendo, requieren de un entrenador capacitado,entrenamiento diferente y cuidado médico más especializado que en atletas adultos.

Es importante examinar los requerimientos para preparar mejor a los adolescentes para la presión de la competencia y las lesiones físicas que pueden aparecer con el incremento de actividad deportiva. La falta de una protección específica en cabeza y cara cuando un deportista practica deportes es determinante en su condición de salud a futuro, de aquí la importancia de contar con un protocolo para disminuir los riesgos en la práctica deportiva sin dejar de lado las implicaciones legales que el hecho pudiera llegar a tener por tratarse, en algunos casos, de menores de edad.

Ahora bien, entendiendo el término “riesgo” como la “proximidad de un daño o peligro” mencionaremos algunos de ellos. Mismos a los que están expuestos los alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos” (CECyT) 7:

Riesgos ambientales: temperatura, humedad, climatología, etc. Derivados del tipo y condiciones de las instalaciones.

Derivados del equipamiento y del material deportivo utilizado. Derivados de factores psico-sociales: exaltación, aglomeraciones, etc.

ASPECTOS PARA REDUCIR LOS RIESGOS EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA DEL CECYT 7 “CUAUHTÉMOC”

El entrenador deportivo debe ser consciente de la necesidad de mantener ciertas condiciones de seguridad e higiene en sus clases con el fin de que la práctica de actividad física resulte saludable [1] (Delgado, M. y Tercedor, P. (2002).

1.- Realización correcta y segura de los ejercicios físicos

Hay que tener en cuenta que la realización de ejercicios de forma incorrecta puede generar problemas a largo plazo.

2.- Evaluación del estado y uso adecuado de la instalación donde se va a desarrollar el entrenamiento [2] (Delgado y Tercedor, 2002; Latorre y Herrador, 2003):

En cuanto a la instalación:

- Una orientación adecuada de la instalación conlleva disminuir la posibilidad de accidentes por deslumbramiento. Sobre todo en las actividades al aire libre.

- Análisis del pavimento: eliminar irregularidades y charcos ante la posibilidad de caídas y esguinces. Una fricción baja del pavimento genera tendencia a deslizarse por la superficie aumentando el riesgo de traumatismo agudo que puede provocar contusiones, fracturas, erosiones de la piel que se incrementan en presencia degrava, etc. Una fricción alta eleva el riesgo de lesión, principalmente por el mecanismo de torsión articular.

- Retirar piedras, arena, vidrios, etc., que pueden ocasionar heridas incisivas, punzantes y por abrasión.

- Vigilar los contrapesos de porterías y canastas que ya que pueden desplomarse ante un peso añadido.

- Valorar los desperfectos (hierros oxidados) de las instalaciones deportivas.

- Establecer medidas de evacuación, salidas de emergencia, utilización de extintores.

- Tanto los elementos fijos como los móviles deben presentar las protecciones adecuadas.

- Las paredes han de ser lisas, carecer de salientes. Las puertas sin manija saliente. Con ello disminuye el riesgo de lesión aguda, evitándose raspaduras en la piel al contactar con una pared no lisa.

EN CUANTO A LOS MATERIALES

- En cuanto a los balones y en tareas de golpear a los compañeros con ellos, no apuntar a los pies, sobre todo cuando el compañero se desplaza en carrera. Establecer consignas para avisar a los compañeros cuando un balón rueda sin control y estamos ante una tarea en la que hay saltos o desplazamientos (voleibol, baloncesto, etc.) [3] (Delgado y Tercedor, 2002).

- En cuanto a las colchonetas revisar el estado de la funda, que en caso de acumular demasiado polvo puede repercutir sobre alumnos asmáticos

3.- Evaluación del estado y uso adecuado de los actividades que se van a utilizar para desarrollar los contenidos.

4.- Análisis de las situaciones de riesgo que se derivan de ciertas tareas

debido a la organización, distribución espacial e idiosincrasia de la actividad.

El deporte escolar plantea problemas de motivación del alumnado, y existen ocasiones en las que éste pierde ganas por la práctica deportiva, debido a la monotonía de los contenidos de las programaciones didácticas. Sin embargo, aparecen hoy día en el entorno escolar, determinados planteamientos didácticos que intentan propiciar una motivación añadida al entrenamiento fomentándose actitudes de libre expresión, auto dirección, exploración, todo ello, mediante nuevas actividades. En muchos casos, estas situaciones de espontaneidad y catarsis suponen una exacerbación de los riesgos y peligros asociados a la práctica físico- deportiva, al recaer en manos del alumnado la valoración del riesgo.

Los jóvenes suelen tener una percepción del riesgo limitada, lo que, entre otros factores, condiciona que puedan sufrir múltiples accidentes durante sus juegos yactividades. Los niños aprenden en muchos casos a través de actitudes miméticas y con experiencias de ensayo y error, por lo que la visceralidad con la que realizan sus acciones motrices unidas al poco dominio del entorno, convierten en algunos casos estas actividades en peligrosas e inseguras.

La práctica físico-deportiva supone en sí misma una actividad arriesgada por los diferentes componentes que la determinan: manejo de móviles, delimitación de espacios, edad de los participantes, condiciones meteorológicas y, sobre todo, por la velocidad de ejecución como determinante más prioritario. Por tanto, la seguridad debe ser el soporte de una actividad físico-deportiva saludable y pedagógicamente correcta, para que facilite así el adecuado desarrollo físico, afectivo, cognoscitivo y social.

CONCLUSIONES

Durante la realización de actividades físico-deportivas en el entrenamiento aumenta el riesgo de accidentes mismos que están condicionados por diversas variables que el profesor debe conocer con el objetivo de adelantarse a ellas y prevenir su aparición. Para ello, es necesario un análisis exhaustivo de las instalaciones, recursos materiales, tareas que se van a emplear en la actividad, teniendo en cuenta el factor de seguridad y controlando las posibles contingencias, etc.

En el ámbito escolar recuperar el paradigma de la salud como fundamento de cualquier práctica físico-deportiva, sensibilizar sobre los riesgos que suponen el empleo inadecuado de los recursos materiales y didácticos en el deporte y concientizar sobre el criterio de seguridad en la práctica real.

Latorre y Herrador (2003) indican que hay que tener en cuenta el uso racional y adecuado de instalaciones, materiales e indumentaria, analizando también una serie de ejercicios y juegos.

Involucrar a las autoridades escolares (principalmente), entrenadores padres de familia y alumnos-deportistas dentro de la prevención y fomento de cultura de prevención es una tarea ardua pero el resultado a largo plazo podrá evaluar el desarrollo de este proyecto. Gran parte de las lesiones y su gasto en rehabilitación, además del impacto negativo en el desempeño académico del alumno-deportista, debido a su ausencia en las aulas, podrá ser usado en medida para otros objetivos también necesarios. En este aspecto, el entrenador deportivo es el mejor medio de supervisión y detección de posibles lesiones del atleta.

Para esto, es importante que la Unidad Académica cuente con los recursos (humanos, materiales y financieros) para tener una práctica deportiva libre de riesgos. En este aspecto, deberá contar con un cuerpo de entrenadores apto no sóloen su disciplina sino capaz de evitar riesgos en la práctica deportiva y brindar primeros auxilios en situaciones ineludibles.

Así mismo, es importante realizar un programa de sensibilización dirigido a autoridades, padres de familia, maestros, entrenadores, asistentes deportivos, y a todos los involucrados en la práctica deportiva informando acerca de las bondades de implementar una cultura de prevención, tratando de obtener una actitud cooperadora para modificar una conducta y hacer un hábito de cultura, además de incluir en todo equipo deportivo a un odontólogo y médico entrenado en el deporte, aspecto que algunas veces se considerara, desafortunadamente, irrelevante.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Delgado M y Tercedor, P. Estrategias de Intervención en Educación para la Salud desde la Educación Física. (2002) Inde. Barcelona. 38.42.

2.-Latorre Román, Pedro Ángel y Julio Herrador Sánchez (2003) Aspectos preventivos de lesiones y accidentes en cuanto a la utilización de recursos materiales en la práctica de la actividad física y el deporte. 63-86.