Por qué cuidar la salud de los empleados mejora la cuenta de resultados

Por qué cuidar la salud de los empleados mejora la cuenta de resultados

Está demostrado que el bienestar físico y mental de los trabajadores aumenta su productividad y su fidelidad hacia las compañías. Por eso, cada vez más entidades apuestan en sus planes estratégicos por fomentar hábitos saludables dentro y fuera de los centros de trabajo.
23 Octubre 2021

Más de 340 millones de personas al año sufren algún tipo de accidente laboral en todo el mundo y 2,3 millones mueren a causa de ellos o de enfermedades relacionadas con su empleo. Las cifras son de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y reducirlas es una de las metas del tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030.

Está demostrado que la salud de los trabajadores, además de suponer un gran reto para las compañías, incrementa la productividad de las organizaciones al reducir las bajas laborales y los accidentes en el lugar de trabajo y mejorar el rendimiento de los empleados -según la OIT, una nutrición inadecuada puede llegar a traducirse en un descenso en la productividad de hasta un 20%-. Esto ha hecho que el bienestar se haya convertido en un asunto estratégico para las compañías e incluso hayan surgido índices que lo miden: Dow Jones Sustainability Index, Sustainalytics, Shareaction o FTSE4Good.

Cada vez más empresas, incluidas las del sector financiero, desarrollan políticas internas para favorecer el bienestar de sus empleados y promover en ellos hábitos saludables a través de diferentes iniciativas, como la práctica deportiva o la mejora de los hábitos alimenticios.

Hace más de una década que Banco Santander empezó a implantar planes de este tipo y en 2016 creó el programa BeHealthy, vertebrado en cuatro ejes: alimentación saludable; realización de actividad física adecuada a cada empleado; equilibrio cuerpo-mente, y medición de los indicadores básicos de salud.

UNA CUESTIÓN ESTRATÉGICA

Este año, el grupo ha ido un paso más allá y en plena crisis sanitaria por el coronavirus ha creado el cargo de responsable global de salud y bienestar, actualmente personificado en Pablo Marina, con el objetivo de coordinar y centralizar todas las medidas relacionadas con esta área. Es, además, la primera gran compañía española en incluir esta responsabilidad en su organigrama.

"Salud y bienestar van a establecerse como ámbitos estratégicos en el entorno laboral, influyendo en la incorporación y retención del talento, la satisfacción y desempeño de los empleados y la valoración externa de la compañía. El objetivo es hacer con ellos la evolución que desde hace 10 años se viene haciendo con la sostenibilidad", apunta Marina.

Pero Santander no es la única entidad que lo considera un tema estratégico. "Es imposible segmentar el día a día de una persona entre tiempo de trabajo, de ocio o de familia. Si una persona no se encuentra a gusto en su entorno laboral es difícil que lo esté en el resto de facetas de su vida, y viceversa" considera José Antonio Gallego, responsable de Diversidad en BBVA. "Por ello, el bienestar físico y mental de los empleados repercute positivamente en la entidad a largo, medio y corto plazo", añade.

Entre otras iniciativas, este banco ofrece a sus empleados servicio médico, fisioterapeuta o comunidad mindfulness. Además, sus sedes centrales, comenzando por la Ciudad BBVA, también cuentan con servicios complementarios para facilitar el día a día de los trabajadores, como escuela infantil, tintorería, gestoría o limpieza de vehículos.

Por su parte, ING entiende el cuidado de sus profesionales como algo que "va más allá de la anticipación de potenciales amenazas para su seguridad", dice Verónica Villasevil, responsable de Prevención de Riesgos Laborales de la entidad en España. "La libertad financiera de la que hablamos a nuestros clientes también la aplicamos hacia dentro. Y no hay mejor forma de sentirse libre que trabajando en un entorno seguro y que se preocupa por el bienestar y que tiene en cuenta la vida personal". Villasevil destaca su nuevo modelo de trabajo, en el que sus profesionales tienen libertad al 100% para organizarse.

ATRACCIÓN Y RETENCIÓN

La apuesta empresarial por la salud también es fundamental para retener al talento. «Junto al crecimiento profesional, es uno de los temas que más interesan y fidelizan a nuestros empleados», afirma Gallego. Así, según el estudio Nutrición Saludable en el Workplace, de ISS Iberia, el 85% de los trabajadores tiene interés en que su empresa le facilite información sobre cómo mantener una alimentación saludable en el lugar de trabajo y al 21% le gustaría disponer de una mejor oferta gastronómica y un espacio donde comer.

También a la hora de fichar a profesionales, pues el bienestar es un aspecto valorado de manera muy positiva por los candidatos a la hora de aceptar un trabajo. "Este tipo de iniciativas no solo favorece la retención del talento interno, sino la capacidad de atraer nuevo talento y nuevos perfiles", prosigue Marina. "La calidad de vida, el tiempo libre y el encaje entre vida laboral y personal tienen un papel cada vez más relevante en las nuevas generaciones. Nosotros, como empleadores, debemos adaptarnos a esas necesidades y liderar ese proceso", concluye.

¿Qué opinas de este artículo?